Economía

Inflación de 3.4% en el 2022, sólo con tasa de interés de 6%: analistas


 

Para acercar la inflación al supuesto de 3.4% esperado por el gobierno y recientemente proyectado por el Banco de México para 2022, la tasa de referencia debe ser de al menos 6% en el primer semestre del próximo año, advirtió el Director para América Latina de Moody’s Analytics. , Alfredo Coutiño.

En los supuestos del Paquete Económico 2022, el gobierno estima que la variación anual de precios será de 3.4% con una tasa de fondeo del 5% y un tipo de cambio que cotizará a 20.40 pesos por dólar a fin de año.

Pero estos cálculos no parecen tomar en cuenta la persistencia de la presión reflejada por los precios de bienes y servicios que no suelen sufrir volatilidad, es decir, inflación subyacente, enfatizó la economista por México de BNP Paribás, Pamela Díaz Loubet.

Tampoco las presiones a las que se verá sometido el mercado mexicano ante el inicio del tapering, en particular la reducción de las compras de activos por parte de la Fed, destacó por separado la directora de Análisis Económico y Financiero de Finamex, Casa Bolsa, Jessica Roldán Peña.

Recién el 9 de septiembre, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que la inflación de agosto fue de 5,59% anual, lo que registró un sexto mes consecutivo fuera del rango permisible pero un tercer récord mensual en desaceleración.

Te puede interesar:  Alvarado advierte de inestabilidad en países en desarrollo sin ayudas

En tanto, la inflación subyacente se ubicó en 4,78%, nivel que muestra un noveno récord mensual subsiguiente en alza y cinco meses por encima del 4% y el nivel más alto desde diciembre de 2017.

Esta medida elimina los precios de bienes y servicios que tienden a ser más sensibles a cambios en los precios del mercado internacional (como arroz, trigo, maíz); los que dependen de decisiones administrativas del gobierno (posesión, gasolina o transporte público) y fenómenos naturales y climatológicos (sequías, inundaciones y plagas).

Supuestos descarrilados

“Hay muchos eventos que podrían descarrilar estos pronósticos. El retiro de estímulos, el llamado tapering, motivará aumentos en las tasas de interés globales, y también puede precipitar volatilidad en el tipo de cambio y generar así presión sobre los precios generales en los mercados emergentes ”, argumentó Roldán Peña.

Límite de precio de la gasolina, espejismo

El economista por México de BNP Paribas comentó que la inflación general se desaceleró debido a los controles de precios del gas LP y que esta divergencia continuará mientras dure el precio máximo.

Según Díaz Loubet, los datos del Inegi muestran que a pesar del tope del precio del gas que comenzó a fines de julio, el shock subyacente no se está deshaciendo. La inflación subyacente en la primera quincena de agosto duplicó la observada en el mismo período del mismo mes en los últimos cinco años, dijo.

Te puede interesar:  Un 29 % de los nipones han cumplido 65 años y marcan récord en la fuerza laboral

Restar presión

Coutiño señala que al llevar la tasa al menos al 5%, que espera se alcance este año, reducirá la presión sobre la inflación, que es prácticamente el doble del objetivo del 3 por ciento.

La Junta de Gobierno completó un segundo aumento consecutivo en la tasa de fondeo, a una dosis de 25 puntos básicos, también en un movimiento posterior que dejó la tasa en 4.50 por ciento. Desde su perspectiva, esta gradualidad en la magnitud del aumento no se corresponde con la tendencia que trajo la inflación.

La inflación llegará a 5.7% este año y la subyacente a 5% de acuerdo con la nueva expectativa del Banco de México revelada en el anuncio monetario de agosto. Con base en la estimación, ni siquiera anticipan que la inflación disminuirá en lo que resta del año. ”.

ymorales@eleconomista.con.mx

Este contenido fue publicado originalmente en: Link