Economía

Régimen de Confianza del SAT busca rapidez y eficacia en el pago de impuestos

Foto EE: Archivo

 

El nuevo Régimen de Confianza Simplificado de Confianza a personas físicas busca “otorgar de manera sencilla, rápida y eficaz en el pago de contribuciones, sobre todo para aquellos contribuyentes con menor capacidad administrativa y de gestión”. Además se buscará una tasa mínima de 1% en el cobro del Impuesto Sobre la Renta (ISR) cuando los ingresos anuales sean menores a 300,000 pesos, de acuerdo con una versión filtrada de la Miscelánea Fiscal 2022, que será propuesta a los legisladores por la tarde.

Este nuevo régimen plantea dejar atrás los trámites laboriosos al simplificarlos sin la necesidad del apoyo de terceros, utilizando como principal eje el CFDI (Comprobante Fiscal Digital por Internet) para lograr la automatización del cálculo del impuesto y disminuir la carga administrativa.

De esta forma, los contribuyentes podrán cumplir de manera ágil con sus obligaciones ya que únicamente deberán inscribirse o actualizar su RFC; generar su firma electrónica avanzada y activar su buzón tributario; expedir y solicitar facturas a través del portal del SAT, en donde encontrarán la información precargada, y generar la línea de captura para realizar el pago de impuestos correspondiente.

Con la intención de que los contribuyentes se familiaricen con el Régimen Simplificado de Confianza, se menciona que durante el 2022, se podrá optar por realizar una sola declaración anual o declaraciones mensuales con el ajuste anual correspondiente.

Te puede interesar:  El primer préstamo que supuso la semilla de los microcréditos cumple 45 años

Tasas de hasta 1%

El Régimen de Confianza, que fue anunciado en semanas pasadas por Raquel Buenrostro, jefa del SAT, prevé tasas de ISR mínimas que se aplicarán de manera progresiva de acuerdo con los ingresos que obtenga el contribuyente.

“Pudiendo ser incluso del 1% cuando los ingresos anuales no son mayores de 300,000 pesos, aplicando una tasa máxima de 2.5% para quienes obtengan ingresos de 2 millones 500,000 y hasta 3 millones 500,000”, se lee en el documento.

De los 12.5 millones de contribuyentes personas físicas con actividad empresarial, 10.2 millones perciben ingresos menores a 3 millones 500,000 pesos anuales, lo que representa que 81.6% de los contribuyentes se verán beneficiados.

En su momento, la jefa del SAT reveló que con este Régimen de Confianza (tanto a personas físicas como morales) se busca ampliar hasta 20 o 30% la base de contribuyentes. Expandir la base actual de contribuyentes, de más de 79 millones 500,000 causantes, en 30% es sumar alrededor de 23 millones de nuevos contribuyentes.

Te puede interesar:  El G20 de Agricultura se compromete a garantizar un sistema alimentario sostenible

Si bien se plantea que el Régimen Simplificado de Confianza entre en vigor el 1 de enero del 2022, se propone que a través de disposiciones transitorias se otorgue un periodo de gracia para que los contribuyentes puedan aplicar acreditar y efectuar las deducciones que tuvieran pendientes y, en su caso, solicitar los saldos a favor.

Régimen de Confianzas a Personas Morales

En este contexto, el Régimen Simplificado de Confianza para personas morales, maximizará, también, la simplificación en la presentación de sus declaraciones.

En este sentido, “se estarán aprovechando las herramientas tecnológicas con las que cuenta actualmente el SAT, a fin de llevar a cabo la precarga de la información contenida en los CFDI, así como en sus declaraciones provisionales y anuales, para realizar los cálculos necesarios para la determinación de sus impuestos, además de permitir el pago en medios electrónicos”, detalla el documento.

santiago.renteria@eleconomista.mx

Este contenido fue publicado originalmente en: Link