Economía

Sin cheque de estímulo ni beneficios extra de desempleo, la recuperación económica depende de la creación de empleo

Jack Kleinhenz, economista de la Federación Nacional de Minoristas, externó en un análisis que con la reapertura de la economía el poder adquisitivo quedará en manos de los salarios, dejando atrás los cheques de estímulo

Desde que se reactivó la economía del país se vislumbra que los empleos se recuperaran hasta el otro año.
 
Foto:
Cortesía

Una de las estrategias que implementó el gobierno estadounidense para mantener a flote la economía nacional por la pandemia de la Covid-19, tanto en la gestión del ex presidente Donald Trump, como la presente, que encabeza Joe Biden, tuvo que ver con la repartición de los estímulos que se han impulsado, pero pronto las ayudas federales, prácticamente, estarán extintas, por lo que el rumbo económico lo determinará la fuerza laboral.

Jack Kleinhenz, economista de la Federación Nacional de Minoristas (NRF), externó en una publicación de la NFR que los cheques de Crédito Tributario por Hijos y los de estímulo han ayudado a impulsar el gasto de los consumidores en lo que va del año, pero la próxima etapa del crecimiento económico dependerá más de la creación de empleo en todo el país.

Te puede interesar:  Un fallo en una subestación dejó sin luz a decenas de municipios en Brasil

Según el experto, la razón del porqué el crecimiento dependerá de la fuerza laboral, tiene que ver con la reapertura de la economía en prácticamente todos los sectores productivos, en este sentido, a medida de que ésta se siga expandiendo, “la ayuda federal se irá reduciendo y habrá un enfoque en la capacidad del mercado laboral para generar fuerza en los salarios para respaldar el gasto”.

Lo expuesto por Jack Kleinhenz no son dichos al aire, pues desde que comenzó la reapertura económica por todo el país, una gran número de empresas, así como también los organismos gubernamentales anunciaron que proporcionarían a sus empleados mejoras en la remuneración. En la mayoría de los casos el salario mínimo que se paga es de $15 dólares la hora.

Situación que hace que la clase trabajadora tenga el poder adquisitivo necesario para poder consumir. Por tal razón, Kleinhenz detalló en su análisis que “los consumidores estadounidenses siguen con ánimo de gastar, pero el mercado laboral y la creación de empleo desempeñarán un papel cada vez más importante en su capacidad para hacerlo”.

Te puede interesar:  México enfila una recuperación económica rodeada de incertidumbre

A pesar de que el experto expone que la creación de empleo será el motor para la consolidación de la economía luego del fuerte impacto que ha tenido a consecuencia de la pandemia de la Covid-19, el avance en las contrataciones ha sido lento, pues todavía no se han llenado millones de vacantes que se ofertan en distintas industrias.

Quizá, pronto se revertirá dicha tendencia, ya que el 6 de septiembre expiran los beneficios por desempleo federales que aprobó la administración Biden con el fin de que millones de estadounidenses no quedaran sin un sustento económico a causa del desempleo. El apoyo federal ha otorgado $300 dólares semanales a los beneficiarios. Y con la cancelación de los beneficios deberán regresar a los empleos.



Este contenido fue publicado originalmente en: Link