Economía

PIB chileno tendría marcada desaceleración en 2022-2023

Dos caras bien distintas, pero parte de una misma historia, está mostrando la economía chilena: la positiva, explicada por la fuerte recuperación que exhibe este año -más fuerte de lo previsto inicialmente-; y la inquietante, el freno que experimentaría el ritmo de expansión en los próximos dos ejercicios.

Un cuadro al que el Banco Central le puso números. En el Informe de Política Monetaria (IPoM) que presentó ante la comisión de Hacienda del Senado, el consejo de la entidad mejoró de nuevo las estimaciones para la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de 2021 desde un rango de 8.5% – 9.5% de junio a uno de 10.5% -11.5% ahora.

En ambos casos, un ritmo que deja atrás la caída de 5.8% que provocó el golpe de la pandemia. Pero, según alertó la entidad, «la economía se desacelerará de forma significativa» para crecer entre 1.5% y 2.5% en 2022 y entre 1% y 2% en 2023. Estas cifras son menores a los pronósticos de junio que eran de 2% -3% y 1.75% -2.75%, respectivamente.

Te puede interesar:  Sin reforma fiscal, incremento marginal e insuficiente en los ingresos tributarios

Pese a que se anticipa también un mayor nivel de gasto privado para el próximo año, el banco dijo que la mayor base de comparación resultante en un rango de crecimiento para 2022 más bajo. Hacia el año siguiente, la paulatina desaparición de los efectos de la política fiscal y la acción de la política monetaria reducen las proyecciones.

En este escenario, se estima que la brecha de la actividad ya se cerró debido al mayor dinamismo de la demanda, volviéndose «significativamente positiva» durante este segundo semestre y por buena parte del siguiente ejercicio. Hacia 2023, la brecha retornará al equilibrio. «La revisión al alza del consumo privado es el factor principal tras la corrección de crecimiento del 2021».

Este contenido fue publicado originalmente en: Link