Economía

Covid: conoce si te pueden despedir o no en caso de que no quieras ponerte la vacuna

Por cómo están las leyes vigentes en Estados Unidos las empresas pueden fijar reglas propias que deben seguir los empleados, por lo que sí es legal y posible que puedas ser despedido si no te vacunas

Las empresas y los centros laborales de todo el país buscan frenar el paso de la variante Delta promoviendo la vacunación.
 
Foto:
André Coelho / EFE

Desde hace semanas millones de estadounidenses han escuchado y leído que uno de los requisitos necesarios para laborar en ciertas compañías, sean empleados en activo o aspirantes a serlo, es estar vacunados. Dichos mandatos tienen el fin de evitar que las plantillas laborales estén protegidas contra la Covid-19.

Los nuevos mandatos de vacunas y de posturas sanitarias más estrictas por parte de las compañías para sus trabajadores tienen como fin único que se eviten contagios masivos, los cuales eventualmente podrían traer implicaciones desastrosas para los negocios y centros laborales en todo el país.

Por otra parte, las empresas han manifestado que quienes no se han vacunado, por alguna razón, deben portar mascarillas cubreboca, así como también obligatoriamente deben hacerse pruebas recurrentes para descartar que estén infectados y puedan infectar a otras personas.

Te puede interesar:  Constructora Evergrande, punta de la crisis hipotecaria de China

Ante los nuevos mandatos poco flexibles que se están implementando por todo el país, surge una interrogante que se hacen muchos estadounidenses, ¿mi empleador me puede despedir si no me inmunizo? Esta respuesta se encuentra en las leyes laborales vigentes.

Según la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo, las empresas tienen derecho a establecer sus términos y condiciones de empleo, si un trabajador no cumple, una empresa puede darle las gracias o evaluar la situación particular. Esto, también, se aplica a las vacunas Covid-19.

Sin duda, cada caso puede ser diferente en el tema de la inmunización contra la Covid-19, no es lo mismo evaluar a alguien que no se puede vacunar por motivos de salud y que tiene indicaciones médicas para no hacerlo, así como para quienes tienen motivos religiosos, a aquellas personas que por ideas personales se niegue a hacerlo.

Ante esta situación, la abogada laboral Helen Rella, miembro del bufete de abogados Wilk Auslander, explicó a CBS que las empresas deben aceptar una carta de adaptación por parte del trabajador, “una vez que un empleado solicita una adaptación, el empleador tiene la obligación de entablar una conversación interactiva con el empleado para determinar si la adaptación es posible“.

Te puede interesar:  El gigante británico del transporte de personas National Express lanza una oferta sobre su rival Stagecoach

Al margen de este escenario, si las empresas o las personas que contratan determinan que no hay motivos justificados para los trabajadores se nieguen a vacunarse, entonces pueden prescindir de los servicios de éste, bajo el argumento, en particular de la pandemia, que se pondría en peligro los compañeros de empleo.

Desde julio la clase empresarial estadounidense ha tenido que batallar con la noticia de que los casos de la variante Delta han ido al alza por todo el país, causando miedo en la población y en los trabajadores. Esta situación ha traído como consecuencia que los consumidores poco a poco se alejen de los comercios y esto está teniendo implicaciones económicas. 



Este contenido fue publicado originalmente en: Link