Sector Financiero

En menos de un tercio de cajeros automáticos hay espacio suficiente para silla de ruedas


 

Un estudio del Banco de México (Banxico) ha identificado áreas de mejora en materia de accesibilidad para personas con discapacidad en cajeros automáticos, pero también en sucursales bancarias, por lo que ha realizado una serie de recomendaciones a las instituciones financieras.

Y es que, con base en una consulta realizada por el organismo central, sólo 31.1% de los cajeros automáticos (15,730) cuenta con espacio suficiente para silla de ruedas o perro guía; 27% (13,693) tiene puertas con una anchura mínima de 120 centímetros; y 21.7% (10,991) alarmas de emergencia auditivas y visuales para este segmento.

El documento señala también que apenas 18% de los cajeros (9,132), cuenta con textura del piso interior que evite resbalones o caídas; 17.2% (8,723) señalización táctil o en Braille que permita identificar la ubicación de un dispositivo de este tipo; 0% tiene líneas de color u otra marca para personas con limitaciones visuales; y el mismo porcentaje indicaciones auditivas que informen si la puerta para acceder está abierta o cerrada, entre otras.

Población con discapacidad aumentaría con los años

La “Guía para la accesibilidad en sucursales bancarias y cajeros automáticos” del Banxico, menciona, con base en la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2018, que se estima que en México habitan actualmente alrededor de 7.8 millones de personas con discapacidad que corresponden al 6.7% de la población, y el 51% de estas es mayor a los 60 años de edad.

Resalta que, de acuerdo con las proyecciones demográficas del Consejo Nacional de Población (Conapo), entre el 2020 y el 2050 la población en México de 65 años o más se triplicará, al pasar de 7 a 24.9 millones de personas, de las cuales 57% serán mujeres.

Te puede interesar:  Banorte entregó 650 casas a familias afectadas por los sismos del 2017

Refiere que las discapacidades más comunes entre la población son las relacionadas con dificultades para caminar, subir o bajar usando las piernas (53%), y para ver, aunque se use lentes (40 por ciento).

“Las mejoras en accesibilidad benefician principalmente a las personas con alguna discapacidad, por lo que invertir en incrementar la accesibilidad de sucursales y cajeros, se traducirá en que cada vez más puedan aprovechar dos de los canales físicos de acceso a los servicios financieros más importantes”, señala.

Adicionalmente, menciona, incrementar la accesibilidad de sucursales y cajeros automáticos, tiene el potencial de beneficiar a otros grupos más allá de las personas con discapacidad, como a mujeres embarazadas, lo mismo que a quienes padecen obesidad o sobrepeso, extranjeros, personas de talla baja y a quienes cuentan con un bajo nivel educativo.

La mayoría, con sonido en teclado y pantalla grande

Pero el estudio del Banxico también detectó que la mayoría, esto es 98% de los cajeros automáticos, cuenta con confirmación sonora de pulsación del teclado y 96% tiene pantalla grande que permite ver el texto.

No obstante, las características físicas menos prevalentes son teclado o botones con sistema Braille en español (15%), y explicación Braille en español de la función de las diferentes ranuras del cajero con (4 por ciento).

En cuanto al software, el documento argumenta que las características más comunes son el aviso auditivo de que el objeto-billete, recibo o tarjeta se ha insertado o expulsado correctamente con 34%; y aviso auditivo de que un código de un documento ha sido leído con éxito con 20 por ciento.

No obstante, destaca que ningún cajero cuenta con aviso auditivo indicando la denominación de billetes que se están entregando, ni acceso al menú a través de voz o memoria.

Te puede interesar:  El rumbo en las tendencias de inversión

Recomendaciones

En este sentido, el Banxico realizó una serie de recomendaciones como es el que cuando haya varios cajeros automáticos en una sucursal bancaria, se procure que, al menos uno, cuente con las características necesarias para dar accesibilidad a personas con discapacidad.

De igual forma, presentar la información del cajero de diferentes maneras, proporcionando alternativas textuales e, idealmente, transmitiendo la información a través de tres vías: texto, audio y y pictográfica.

“Para facilitar el uso de cajeros automáticos de personas con discapacidad, en la medida de lo posible, homologar los cajeros automáticos, tanto en sus características físicas (teclado, pantalla, ranuras para insertar tarjeta y recibir el efectivo y orificio para insertar audífonos), así como en las de software o funcionamiento (como el menú en pantalla, audio, sonidos)”, enfatiza.

En lo referente a sucursales bancarias, una de las recomendaciones es que los elementos para acceso, permitan la circulación a todas las personas, así como radios de giro para sillas de ruedas, y que cuenten con pasamanos y piso antiderrapante, entre otras.

Avances del sector bancario

Apenas la semana pasada la Asociación de Bancos de México, junto con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros firmó un decálogo en el que se compromete a mejorar la atención a los adultos mayores.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link