Finanzas Personales

Cuide su WhatsApp, delincuentes buscan obtener datos a través de estafas


 

WhatsApp es una de las redes de mensajería instantánea más usada en el mundo, la cual se ha visto afectada las últimas semanas por ataques de hackers que buscan robar información de los usuarios a través de diversas estafas.

Conscientes del uso constante que los usuarios le dan a esta aplicación, los delincuentes encuentran diferentes maneras para engañar a los internautas y de esta forma acceder a sus datos personales, cometer fraudes y robar sus cuentas bancarias, lo que vulnera el patrimonio de las víctimas.

Aprender a cuidar el manejo de redes sociales y de este tipo de aplicaciones de mensajería ayuda, además de prevenir ser víctimas de estafas, a resguardar bien los datos personales, de esta forma no se compromete información sensible en caso de algún intento de engaño o de hackeo por parte de los ciberatacantes. 

Roberto Martínez, investigador de seguridad senior de Kaspersky en Latinoamérica, explicó que si bien este tipo de ataques no son nuevos, se ha visto un aumento en los últimos días; la única diferencia es que los delincuentes ahora tienen formas más sofisticadas de atacar.

Uno de los fraudes más recientes que circula es “la estafa de los seis dígitos” que consiste en que a través de engaños los criminales hacen que los usuarios les compartan sus códigos de verificación dentro de la aplicación, de esta manera pueden acceder a la cuenta de manera remota y así controlar los contactos, imágenes, videos o cualquier información dentro de la app; o incluso ingresar a las aplicaciones bancarias de la víctima.

Inclusive pueden suplantar la identidad de la víctima para pedir dinero a nombre de ésta. O en el peor de los casos, extorsionar a la víctima y pedir dinero a cambio de no revelar su información.

El analista cibernético detalló que para seguir teniendo más víctimas, los delincuentes reproducen este engaño y envían a todos los contactos de la cuenta hackeada un código de activación falso diciéndoles a las nuevas víctimas que les compartan estos números de seguridad para hacer una supuesta verificación de datos o de seguridad. Al compartir esa clave, los atacantes tienen acceso a nuevas cuentas y siguen reproduciendo el ataque.

“Imaginemos que un amigo o familiar tiene hackeado su WhatsApp, ese usuario puede ser el enlace entre el hacker y la nueva víctima, tiene acceso a mi contacto y mi teléfono. El hacker envía un mensaje haciéndose pasar por tu pariente o amigo, lo engaña y le pide datos. En ese caso, hay que estar alertas”, aseguró el especialista.

¿Cómo protegerse?

Debido a las nuevas formas en que trabajan los ciberatacantes, especialistas y autoridades llamaron a los usuarios a tener cuidado y estar alertas ante cualquier intento de fraude en esta aplicación de mensajería instantánea.

Para el analista de Kaspersky, una recomendación de seguridad es evitar compartir cualquier código o información tanto con nuestros contactos frecuentes como con desconocidos.

De igual forma, llamó a los usuarios a saber cómo funciona la aplicación, tanto en el celular como en la computadora, que identifiquen cuáles son los códigos de verificación y autentificación que solicita la plataforma para que nos los sorprendan cuando les pidan este tipo de datos.

También recomendó no compartir información personal, bancaria, documentos o archivos en esta aplicación, y mejor utilizar otro tipo de plataformas mucho más seguras, como correo electrónico o a través de la nube, para compartir datos importantes.

“Verificar siempre. Lo mejor es no compartir códigos nunca, siempre verificar con la persona si se percibe que hay algo sospechoso, como que pide información, de esta forma se puede evitar que se comprometan los datos”, explicó.

En tanto, la Policía Cibernética de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México pidió a los usuarios verificar la autenticidad de los mensajes o cadenas que se comparten a través de las aplicaciones de mensajería instantánea, la información puede ser confirmada en las cuentas oficiales del proveedor original del producto o servicio.

Mientras que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) sugirió que ante cualquier mensaje sospechoso, lo mejor es borrarlo inmediatamente, no compartirlo y reportarlo.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link