Economía

Beneficios limitados de distribución de DEG del FMI, por diferencias normativas y de necesidades: IIF

Foto: Reuters

 

Como no hay un consenso internacional sobre quien representa a un país frente al Fondo Monetario Internacional (FMI), “el uso legítimo de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que asignó el FMI está limitado”, advirtió en un análisis el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por su sigla en inglés).

El uso de los DEG puede estar limitado por la legislación nacional, pues algunos países no pueden utilizar las reservas internacionales para financiar déficits fiscales”, refirieron.

De acuerdo con lo descrito en un análisis titulado The IMF SDR allocation/La distribución de DEG del FMI, la estructura de la asignación de DEG según el FMI, otorga a los países el derecho de intercambiarlos por divisas fuertes en un mercado de bancos centrales que es administrado por el mismo Fondo Monetario.

Sin embargo, las diferencias normativas de cada país, limitan estas ventajas, enfatizaron

En el análisis, liderado por Sergi Lanau, que es subeconomista en jefe del IIF, Martin Castellano, Jefe de investigación en América Latina y Jonathan Fortun, economista senior de la Institución, subrayaron también que la histórica distribución de activos de reserva no refleja las necesidades individuales de los miembros.

“En algunos mercados emergentes, la asignación de DEG resulta pequeña en proporción a los activos que tienen. Pero otros como Argentina y Sri Lanka, estos fondos les permitirán retrasar la contratación de programas con el FMI”, consignaron.

Te puede interesar:  México enfila una recuperación económica rodeada de incertidumbre

Si bien es cierto que la inyección de activos de reserva desde el FMI, es histórica y a un muy bajo costo, “casi gratuito” de una tasa de 0.50%, el aumento de reservas internacionales “resultará demasiado pequeño para algunos emergentes como para cambiar las perspectivas sobre ellos”.

De acuerdo con el análisis del IIF, la asignación de estos activos en los países de América Latina “ayudarán a aliviar las difíciles condiciones de financiamiento de algunos países”, aunque precisamente el criterio de distribución en función de las cuotas que pagan al FMI, otorgará mayores ventajas a las economías más grandes.

Los DEG son activos de reserva internacional creados en el FMI para realizar transacciones financieras entre los países miembros; su valor es equivalente al que tienen en conjunto las divisas más operadas en el mundo, que son el Dólar de Estados Unidos, el Euro; el Yen japonés; la Libra Esterlina y el Yuan chino.

Para saber a cuanto equivale un DEG, el mismo FMI mantiene en su primera página de internet la cotización de manera que un dólar equivale a 1.4 DEG.

Un manual para entender

El mismo día de la asignación de DEG, el think tank Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social (Latindadd) divulgó su Manual de DEG, donde precisan que “previo al arribo de los DEG asignados a un país, el ministerio de finanzas en representación de su país, debe notificar oficialmente a su banco central que cuando arriben los DEG, los mismos sean acreditados en favor del ministerio”.

Te puede interesar:  El Paquete Económico es responsable y con disciplina: ABM

Sostienen que el procedimiento contable y financiero respectivo se debe ejecutar por parte del banco central.  Pero acotan que este uso puede estar limitado por la legislación doméstica de los países.

Latindadd, es un sitio web creado y mantenido con cofinanciamiento de la Unión Europea, aunque aclaran que no refleja necesariamente las opiniones de la Unión Europea.

El pasado 2 de agosto, la Junta de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional aceptó la distribución de DEG cuyo valor es equivalente a 650,000 millones de dólares. El acuerdo fue distribuirlos en proporción a sus respectivas cuotas en el FMI. De este modo, a México le correspondió una asignación de 8,542.4 millones de DEG que equivalen aproximadamente a 12,117 millones de dólares.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link