Economía

IEPS en tabacos labrados cayó 9.4% anual, en I sem


 

El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios que se cobra a los tabacos labrados disminuyó 9.4% durante el primer semestre, si se le compara con el mismo periodo del 2020. Es decir que a través de este impuesto, el gobierno federal obtuvo 22,377 millones de pesos hasta el 30 de junio del presente año, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Cabe recordar que de enero a junio del año pasado el IEPS en tabacos labrados recaudó 24,697 millones de pesos, un incremento de 10% anual.

La reducción en la captación del IEPS en el primer semestre del 2021 es la más pronunciada desde el mismo periodo del 2014, cuando cayó 4.4 por ciento.

Desde el 2013 la recaudación del IEPS a tabacos labrados ha caído en cuatro ocasiones: en el 2013 cuando la contracción fue de 4.4%; en el 2017, 0.9%; en el 2019, 3.6%; y en el 2021, 9.4 por ciento.

Proponen aumento de 1.50 pesos por cigarrillo

Por su parte, Luis Huesca Reynoso, del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), propuso aumentar el IEPS que se cobra por cigarrillo a 1.50 pesos, con lo cual se incrementaría la recaudación en 49 por ciento. Esto fue dicho ante la reunión del Grupo de Trabajo para la Transición Hacendaria.

Te puede interesar:  Foro Económico Mundial regresará a Davos del 17 al 21 de enero del 2022

En este sentido, con el incremento de 1.50 pesos, se crearían 32,285 nuevos empleos en la construcción de infraestructura para el sector salud y sólo se perderían 1,496 puestos de trabajo y el consumo de tabaco disminuiría en 26 por ciento.

Además, con el incremento se podría alcanzar 0.39 punto del Producto Interno Bruto que es el equivalente a más de 63,000 millones de pesos y una tercera parte (20,500 millones) serían adicionales.

“El aumento del IEPS a 1.50 pesos por cigarrillo podría subir en 49% los ingresos, nosotros nos imaginamos que este dinero podría destinarse a construir hospitales, con el puro incremento de 20,000 millones de pesos se podría construir 20 hospitales cada año», dijo.

En este contexto, Huesca Reynoso agregó que en México, los hogares con mayores ingresos consumen más cantidad de cigarrillos; es decir que el decil más rico consume hasta cuatro veces más que el decil más pobre. Ante ello, 52% de la recaudación del IEPS proviene de los hogares con ingresos más altos.

“¿Qué sucedería si con una reforma tributaria al tabaco el dinero se destinara a transferencias monetarias?, por ejemplo la pobreza en hogares con niños y adultos mayores se reduciría en 4.12 puntos porcentuales a nivel nacional”, acotó durante su participación.

En el caso de que los recursos del IEPS al tabaco se orientaran a la pobreza alimentaria se podría disminuir en 40%, de acuerdo con estimaciones del CIAD. “De ésta manera se podrían beneficiar hasta dos millones de familias mexicanas en condición de pobreza”, acotó Huesca Reynoso.

Te puede interesar:  Iberia y EFE celebran 75 años acercando a España y América Latina

Etiquetar gasto

La semana pasada, el Grupo de Trabajo para la Transición Hacendaria, a través de su presidente, Alfonso Ramírez Cuéllar, dijo que es importante que los recursos del IEPS se etiqueten al sistema de salud, algo que toma relevancia en el contexto actual de la pandemia del Covid-19.

En este sentido, explicó que los recursos adicionales que se obtengan por modificaciones en el gravamen deben ser dirigidos a combatir las secuelas, reducir el número de padecimientos, enfermedades y fallecimientos.

Otro punto que se trató en la reunión fue la necesidad de etiquetar estos recursos a rubros como el gasto en salud, lo cual ayudaría a enfrentar los gastos relacionados con enfermedades como cáncer, diabetes, y similares.

Actualmente se gasta muy poco en salud cuando hay una gran parte del IEPS que podría servir para financiar al sistema de salud en México.

santiago.renteria@eleconomista.mx

Este contenido fue publicado originalmente en: Link