Economía

Crédito Tributario por Hijos: cómo invertirlo para sumar a la educación universitaria futura de tus hijos

Una de las opciones que pueden tener las familias para tal objetivo es por medio del plan 529, que es una cuenta de inversión que ofrece beneficios fiscales cuando se usa para pagar gastos de educación

Cada año el costo de la matricula universitaria se incrementa de forma considerable y es un golpe a la economía de las familias.
 
Foto:
Shutterstock

Una de las situaciones adversas a las que se enfrentan económicamente miles de familias estadounidenses en la actualidad, sin duda, es el pago de la matrícula universitaria de sus hijos. A pesar de que hay quienes comienzan a ahorrar con antelación para hacer frente a este gasto, en este momento hay una forma de comenzar a construir dicho fondo.

Si bien la aparición de la pandemia ocasionó que muchas familias hicieran uso de sus ahorros para enfrentar la crisis, ocasionando que se descapitalizaran, incluso si parte de ese dinero era destinado para pagar la universidad de sus hijos, el Crédito Tributario por Hijos puede ser el camino perfecto para comenzar un fondo con fines educativos.

De acuerdo con un artículo de Angie O’Leary, jefa de planificación patrimonial en RBC Wealth Management, las familias beneficiadas con el Crédito Tributario por Hijos tienen la oportunidad de que los ingresos extra que están recibiendo por parte del Servicio de Impuestos Internos (IRS) pueden generar ahorro pensando en que será destinado al pago de la universidad.

Te puede interesar:  El abogado del jefe financiero de Trump no descarta más imputaciones

La experta está recomendando que las familias, en caso de querer invertir el dinero pensando en fines educativos, deben ahorrar el recurso por adelantado en un plan 529 con ventajas fiscales puede ayudar a reducir el impacto de la etiqueta. Un plan 529 es una cuenta de inversión que ofrece beneficios fiscales cuando se usa para pagar gastos de educación calificados para un beneficiario designado.

Puede utilizar un plan 529 para pagar la universidad, la matrícula K-12, los programas de aprendizaje y los reembolsos de préstamos estudiantiles. Si usa un plan 529 para ahorrar para la universidad, sus ahorros tendrán un impacto mínimo en la elegibilidad para recibir ayuda financiera.

Angie O’Leary expone que las contribuciones a un 529 son después de la declaración de impuestos y no son deducibles de impuestos a nivel federal. Y si invierte en el plan 529 de su propio estado, o si su estado es un ‘estado de paridad fiscal’, puede beneficiarse de beneficios fiscales estatales adicionales.

Las ganancias en un plan 529 aumentan a nivel federal con impuestos diferidos, lo que significa que su dinero puede acumularse más rápido porque no paga impuestos sobre los ingresos por inversiones o las ganancias de capital.

Te puede interesar:  La CE analiza el impacto de la alianza AUKUS en su negociación con EEUU

Los retiros están libres de impuestos siempre que use el dinero para pagar gastos de educación calificados, que generalmente incluyen matrícula, libros, útiles escolares y alojamiento y comida.

Los gastos de educación superior calificados también incluyen hasta $10,000 dólares en gastos anuales de matrícula en relación con la inscripción o asistencia a una escuela primaria, secundaria pública, privada o religiosa.

Si bien ahorrar su crédito tributario por hijos para la universidad puede parecer una pequeña abolladura en una gran factura, es un catalizador para comenzar a ahorrar y para involucrar a su aldea para que contribuya al fondo universitario.

Otros amigos y familiares, incluidos los abuelos, pueden contribuir hasta $15,000 dólares al año o $30,000 dólares para parejas sin llegar a la exclusión del impuesto anual sobre donaciones.

También te puede interesar: Crédito Tributario por Hijos: si no te registraste en julio, pero lo hiciste en agostos podrás recibir $3,300




Este contenido fue publicado originalmente en: Link