General Motors (GM) anunció este viernes que ampliará la llamada a revisión de su modelo eléctrico Chevrolet Bolt EV para abarcar 73.018 nuevos vehículos en Norteamérica por un defecto en sus baterías que puede causar incendios, lo que le costará 1.000 millones de dólares adicionales.

GM ya había llamado a revisión con anterioridad otros 69.000 Bolt EV en todo el mundo, de los modelos 2017 a 2019, de los que casi 51.000 se encuentran en Estados Unidos, para reparar el mismo problema de las baterías. En total, el costo de la llamada a revisión podría ascender ahora a 1.800 millones de dólares.