El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este jueves con una bajada del 2,7 %, hasta 63,60 dólares el barril, en su sexta jornada consecutiva en rojo.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del WTI para entrega en septiembre perdieron 1,77 dólares con respecto al cierre anterior.