Great Wall Motors, la mayor fabricante privada de automóviles de China, adquirió la fábrica de automóviles que Mercedes-Benz desactivó en diciembre pasado en Brasil y en la que producía el sedán Clase C y el suv GLA, informó este miércoles la multinacional de origen alemán.

El negocio, cuyo valor no fue divulgado, permitirá que Great Wall Motors, que desde hace diez años estudia su ingreso al mayor mercado latinoamericano, comience a producir hasta 100.000 vehículos por año en la planta de Iracemápolis, municipio en el interior del estado brasileño de Sao Paulo.