Economía

Es necesario actualizar pacto fiscal: expertos


 

Expertos señalaron que es necesario analizar y actualizar el pacto fiscal que se tiene entre el gobierno federal y las entidades del país, a la vez de llamar a una nueva Convención Nacional Hacendaria y mejorar las herramientas de recaudación que tienen los distintos gobiernos locales y municipales.

De acuerdo con el Grupo de Trabajo para la Transición Hacendaria de la Cámara de Diputados, el actual federalismo fiscal no está realizado con la debida rendición de cuentas y medidas de responsabilidad, lo que a su vez ha debilitado la eficacia del gasto público.

En este sentido, Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente del Grupo de Trabajo, señaló que es necesaria una Convención Nacional Hacendaria ante las dificultades financieras que han atravesado los gobiernos subnacionales, sobre todo el último año a raíz del Covid-19, así como por la falta de actualización de los esquemas y del pacto fiscal.

“Este es uno de los grandes temas que queremos que la próxima Legislatura aborde con mucha prontitud, con un gran acuerdo, con el propósito de garantizar mayor sustentabilidad en los gastos de los municipios, de los estados y una corresponsabilidad mayor entre todas las órdenes de gobierno”, dijo durante la reunión virtual del grupo.

El pacto fiscal es el acuerdo que tiene el gobierno federal con las entidades federativas y los municipios del país sobre el cobro de impuestos. De acuerdo con la ley, es el gobierno federal el encargado de recaudar los gravámenes y, a su vez, quien reparte estos ingresos a las entidades del país.

De acuerdo con el Grupo de Trabajo, el actual pacto fiscal no considera los esfuerzos que realizan las entidades federativas en torno a la recaudación de impuestos locales, o la transparencia y una rendición de cuentas efectiva.

Te puede interesar:  La crisis de la inmobiliaria china Evergrande dispara el miedo a un contagio

“Se observa un desorden fiscal y una debilidad de las instituciones públicas, en particular en las municipales. Los gobiernos dependen cada vez más de las transferencias lo que los pone en desventaja, pues no han incentivado ni invertido en acciones que les generen ingresos propios”, dice el borrador sobre los requerimientos de gasto para una Convención Nacional Hacendaria.

Rezagos y potencial

Mariana Campos, coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa, indicó que el tema es uno de los que más presenta rezagos y, por lo mismo, tiene un gran potencial para desarrollar la política fiscal en México.

Señaló que así como no se trata de seguir con el status quo, tampoco se busca destruir el pacto fiscal que se tiene, sino construir un mejor acuerdo entre la federación, sus estados y los municipios.

Destacó que México tiene un gran rezago en la recaudación local –impuesto Predial, Tenencia, Sobre la Nómina– en comparación con países que tienen condiciones similares a las que existen en México.

“Tenemos que comenzar a reflexionar sobre la pureza de nuestro sistema de coordinación fiscal, de esta exclusividad que tiene la federación de recaudar ciertos tributos”, señaló.

Por su parte, Christopher Cernichiaro Reyna, coordinador de Finanzas Públicas Locales del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), indicó que todos los estados tienen la capacidad de recaudar impuestos locales y, ante la disminución del gasto federalizado, pueden compensar los recursos perdidos.

Te puede interesar:  México enfila una recuperación económica rodeada de incertidumbre

Patricia López Padilla, integrante de Coparmex, propuso que se cambie la fórmula para la repartición de aportaciones. Actualmente, de lo recaudado 80% se va a la federación y 20% a las entidades. En Coparmex ven oportuno que esto cambie a 70 y 30%, respectivamente.

Eficientar gasto

Otro de los puntos a tratar en la reunión fue la eficiencia y transparencia del ejercicio del gasto que hacen las entidades federativas, en lo que los expertos coincidieron que uno de los temas a tratar es eficientar el gasto que realizan.

“Los gobiernos estatales no tienen un gasto público eficiente ya que, más que promover políticas públicas pro crecimiento, pareciera que tienen todos los incentivos para promover políticas públicas clientelares”, aseveró César Velázquez Guadarrama, investigador de la Universidad Iberoamericana.

Indicó que, en los últimos años, el gasto corriente de las entidades –pago de remuneraciones y servicios al personal, así como gastos administrativos– ha aumentado, mientras que el que se destina a la inversión ha disminuido.

“La razón es que no hay castigo por no crecer, ni premio por hacerlo, aunque un estado progrese o decrezca, sus ingresos fiscales siguen igual. Propongo que las entidades participen en una recaudación impositiva de base amplia, como un impuesto a las ventas. Necesitamos premiar a los estados para que tengan los incentivos correctos”, añadió.

ana.martinez@eleconomista.mx

Este contenido fue publicado originalmente en: Link