Brasil, el mayor productor mundial de caña de azúcar, con el 40 % del mercado global, recogerá 592 millones de toneladas en la cosecha 2021/2022, un volumen 9,5 % menor al anterior y una caída ocasionada por los efectos climáticos, según las estimativas del Gobierno divulgadas este jueves.

En total, dejarán de recogerse unas 62 millones de toneladas por las sequías que se vivieron durante el ciclo productivo de la cosecha y las fuertes heladas registradas entre junio y julio.