Los argentinos vuelven a recurrir al trueque ante la crisis económica que se profundizó por la pandemia de covid-19, al organizarse para intercambiar prendas, juguetes o electrodomésticos por los alimentos que necesitan para el día.

Un pantalón de nene por dos leches, un pulóver por pañales, dos pantalones deportivos infantiles por tres paquetes de azúcar, una leche por un detergente, un jean por una leche, un buzo de nene por un pan de manteca, fideos por camisetas.

Te puede interesar:  El Paquete Económico es responsable y con disciplina: ABM