Economía

AMLO formalizará petición para que Banxico le transfiera los DEGs que asignará el FMI


 

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que realizará una solicitud formal al Banco de México para que transfiera los Derechos Especiales de Giro (DEG) que recibirá el país del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El pasado 2 de agosto, la Junta de Gobernadores del FMI, donde México está representado por el Secretario de Hacienda, aprobó la distribución histórica de 450 millones de DEG a los países miembros, activos cuyo valor total  es equivalente a 650,000 millones de dólares, con el objetivo de fortalecer su capacidad de respuesta a choques externos.

Durante su conferencia matutina, López Obrador advirtió que “se va a hacer el planteamiento formal al Banco de México para que se beneficie la Hacienda pública y se beneficie al pueblo”. Esto tras subrayar que esta transferencia que realizará el FMI, será de unos 12,000 millones de dólares.

Luego, afirmó que el subgobernador Gerardo Esquivel “se volvió un ultratecnócrata”, pues dijo que no se pueden utilizar estos recursos como lo plantea el Presidente.

Esta referencia del mandatario es respecto al mensaje que el subgobernador Esquivel colocó en su cuenta oficial y personal de twitter, @esquivelgerardo, donde asentó: “los DEG no son una moneda, son un activo de reserva internacional. Y en México, por mandato de ley, los activos de reserva internacional no se pueden usar para pagar deuda”.

Te puede interesar:  La escasez de suministros afecta ya a la producción del 37% de las industrias españolas

El mandatario continuó explicando que “no se puede (utilizar los DEGs que distribuirá el FMI) porque no se quiere, porque con todo respeto, son muy cuadrados”, dijo.

Esto, tras asegurar que respeta la reciente medida que tomó la Junta de Gobierno de subir la tasa de interés “porque se tiene que mantener en control a la inflación”.

El FMI explicó desde el 2 de agosto que los DEGs, son activos de reserva; no son una moneda de curso legal y no funcionan para hacer operaciones de compra o venta entre particulares.

Conforme lo acordó la Junta de Gobernadores del FMI, estos activos de reserva serán distribuidos proporcionalmente en función de la cuota que paga cada miembro al organismo para formar parte del FMI.

Así es que a México le corresponden 4.2 DEGs cuyo valor es equivalente a 12,200 millones de dólares.

La ingeniería para hacerlo líquido

Funcionarios del sistema financiero internacional explicaron a El Economista un DEG no puede estar en manos de entidades privadas ni particulares. La única forma de hacerlos líquidos es que el banco central los canjee con otro instituto emisor por divisas.

De acuerdo con el especialista en política monetaria, Raymundo Tenorio, un DEG es un activo contable cuyo valor se aprecia por el comportamiento hacia su interior de la canasta de monedas que lo integran que son el dólar estadounidense, el euro, la libra esterlina, el yen japonés y el yuan chino.

Te puede interesar:  La CE analiza el impacto de la alianza AUKUS en su negociación con EEUU

“La única forma como se puede monetizar, es que el banco central le diga otro banco central te cedo 1,000 millones en DEGs y dame a cambio dólares”.

Pero la transferencia de los DEGs, entrará directo a los activos de reserva de Banxico, por tanto pertenecerán al instituto central. “Si en algún momento el gobierno utiliza parte de las reservas internacionales, sean las que tiene actualmente o las que va a transferirle el FMI, significaría que el banco central está incurriendo en algún financiamiento fuera del ámbito de su responsabilidad”, precisó el experto.

“Y el no dedicar emisión de dinero primario para rubros de gasto convencional, juega un rol clave en la autonomía del banco central. Es decir, no pueden usarse las reservas a discreción sin ninguna compensación a cambio. Sólo puedes tomar de reservas para pagar deuda si las compras al banco central”.

ymorales@eleconomista.com.mx

Este contenido fue publicado originalmente en: Link