La aerolínea estatal Cubana de Aviación aseguró este lunes que no cesará sus operaciones pese a la medida de suspensión del mecanismo de compensacón de pagos BSP en España que le ha aplicado la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

La empresa atribuye la medida notificada por la IATA a «un efecto más del bloqueo económico y comercial de los Estados Unidos», en referencia al embargo que ese país impone a La Habana desde hace seis décadas, según una nota publicada en su página de Facebook.