Las autoridades federales estadounidenses anunciaron este lunes el inicio de una investigación formal de varios accidentes sufridos por vehículos de Tesla desde 2018, que causaron una muerte y al menos 17 heridos, y que se produjeron cuando el sistema de ayuda a la conducción Autopilot estaba en operación.

La Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera (NHTSA) explicó que identificó al menos 11 accidentes de vehículos del fabricante Tesla que serán objeto de la investigación, lo que afecta potencialmente a unos 765.000 automóviles de los modelos 3, Y, S y X que han sido fabricados entre 2014 y 2021.