Opinión

La Ciudad de México partida por la mitad

Desde 1997, se le concedió a la capital de la República elegir a su jefe de Gobierno y a éste, como anteriormente lo hacía el regente del Departamento Central, el nombrar a los delegados de las 16 delimitaciones políticas en las que está dividida la Ciudad, sede de los poderes de la Unión.

En el 2016, al aprobarse la Constitución Política de la Ciudad, las 16 delegaciones pasaron a ser demarcaciones territoriales de la ciudad-capital, cuyas administraciones recaen en los órganos de gobierno denominados alcaldías, al frente de las cuales están las figuras del alcalde o de la alcaldesa.

La primera votación para elegir alcaldes y/o alcaldesas fue el 1 de julio del 2018, con un saldo favorable para el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) que obtuvo 11 de las 16 alcaldías. De las cinco sobrantes quedaron dos en el PRD, una para el PAN, otra para el PRI y otra para Movimiento Ciudadano.

A la vuelta de tres años, los comicios del domingo resultaron para Morena en alianza con el PT, más catastróficos que el colapso de la Línea 12 del Metro. De las 11 alcaldías que eran suyas le quedaron siete, a saber: Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza, Iztacalco, Iztapalapa, Tláhuac, Milpa Alta y, en final de fotografía, Xochimilco. La extraña, sobrenatural, tamalera y draculesca coalición del PAN con el PRI y el PRD se quedó con Azcapotzalco, Miguel Hidalgo, Cuauhtémoc, Cuajimalpa, Álvaro Obregón, Magdalena Contreras, Coyoacán y Tlalpan. ¿El voto de castigo fue para AMLO o para Claudia Sheinbaum? El PAN, sin ninguna coalición, ganó Benito Juárez. (Una paradoja: la alcaldía que lleva el nombre del Benemérito es el baluarte del conservador partido Acción Nacional en la capital de la República).

Te puede interesar:  Tren Maya-AMLO, licitación y Alstom-Bombardier

De los 1,479 kilómetros cuadrados que la Ciudad de México tiene de superficie, la coalición PAN, PRI, PRD gobernará —contando con la alcaldía Benito Juárez— un territorio de 779 kilómetros cuadrados. Mientras que Morena y PT regirán en una superficie de 700 kilómetros cuadrados. Por lo que respecta a los 8 millones 851,080 habitantes capitalinos serán gobernados así: Va por México regirá a 4 millones 568,640 habitantes —con la inclusión de Benito Juárez—. Juntos haremos historia, gobernará 4 millones 282,440 de mexiqueños —gentilicio oficial según la Constitución capitalina—.

Los datos sobre la población de las alcaldías de la capital de la República son del 2010 cuando todavía era Distrito Federal. Busqué por varios lados y no pude conseguir el dato de una fecha más reciente. En las páginas de internet del gobierno capitalino y de las alcaldías no existe el número de habitantes. En busca de una cifra más actual, me propuse hablar a las demarcaciones; en Álvaro Obregón el conmutador me envió a una extensión en la que una voz me dijo que no podía grabar más mensajes; en Benito Juárez la línea marcó ocupada las veces que lo intenté; en Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo y Tláhuac nunca contestaron; en Azcapotzalco me comunicaron con una señorita a la que expliqué de lo que se trataba, por respuesta me dijo que tendría yo que ir a la alcaldía y meter una solicitud mencionando para qué deseaba el dato. Como dijo el clásico: me cansé.

Te puede interesar:  Tren Maya-AMLO, licitación y Alstom-Bombardier

Lo que es un hecho es que, la Ciudad, para su gobernanza, quedó fraccionada en dos mitades casi iguales que, caprichos del destino, parecen divididas por una invisible frontera. Si bien en todas las alcaldías hay zonas de pobreza, al parecer éstas son más profusas en la mitad gobernada por Morena por lo que han surgido memes clasistas. Hay uno que aprovecha la imaginaria línea divisoria para llamar CDMX del Oeste al territorio ganado por PAN-PRI-PRD y CDMX del Este, a las alcaldías morenistas, con una hoz y un martillo como escudo. A la línea divisoria la denominaron “El Muro de Pejín”. En fin.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link