Empresas

Banverde financiará aumento de 8% de la generación solar distribuida con 57 millones de dólares

Foto: Especial

 

Banverde, el fondo de financiamiento especializado en generación fotovoltaica distribuida, que son techos solares para clientes comerciales e industriales en México, ha estructurado un préstamo sindicado de 57 millones de dólares para financiar la adquisición de proyectos solares de pequeña escala en México, para ampliar en poco más de 8% la capacidad instalada mediante esta tecnología en el país en los próximos tres años.  

Como resultado del financiamiento, Banverde proyecta la instalación de 80 megawatts en sistemas de energía solar distribuida en México. Cabe recordar que según los últimos reportes de la industria, en el país hay poco más de 975 megawatts instalados mediante generación solar distribuida, que es la que no sobrepasa los 0.5 megawatts en sistemas cercanos al punto de consumo.  

A la fecha, este fondo ha provisto financiamiento en México para industrias tan diversas como la automotriz, hotelera, agrícola, manufactura y forestal. Este nuevo financiamiento permitirá apoyar alrededor de 380 proyectos solares adicionales para clientes comerciales e industriales en el país, volumen de proyectos que equivale al 3% de lo instalado en los últimos 10 años en México.  

El modelo de negocio está diseñado para beneficiar a empresarios que tengan clientes con tarifas industriales y comerciales, es decir, gastos de energía mensuales de entre 50,000 y 500,000 pesos, quienes no tendrán que invertir capital inicial en la adquisición de sus sistemas solares y, en paralelo, obtendrán ahorros en sus pagos de energía y cuentan con una tarifa fija mensual por la duración de sus contratos con Banverde. 

Te puede interesar:  Sector constructor permanece deprimido

“Si los sistemas solares no producen la energía prometida, Banverde les devuelve la diferencia a los clientes”, aseguró el fondo financiero. Con esta producción de energía se logrará una reducción aproximada de 65,000 toneladas anuales de emisiones de CO2

La ronda de inversión fue liderada por la Corporación Interamericana para el Financiamiento de Infraestructura (CIFI), lo cual facilitará una capacidad de ejecución de hasta 76 millones de dólares en proyectos para los próximos tres años. 

CIFI se ha posicionado como un socio estratégico clave para empresas en Latinoamérica y el Caribe que son pioneras en la creación y expansión de nuevos mercados. 

“Junto al equipo de Banverde vemos una tremenda oportunidad para ofrecerles a clientes comerciales e industriales en México los financiamientos más atractivos para proyectos de generación solar distribuida, en cuanto a precio y rapidez de instalación, con el objetivo final de contribuir a la transición energética del país hacia el 100% de energía renovable”, dijo Iván Núñez, director en CIFI. 

Así, Banverde utilizará el capital para acelerar el financiamiento y adquisición de pequeñas plantas de generación fotovoltaica de autoconsumo, con capacidad de hasta 500 kilowatts en México. La misión de la compañía es apoyar al sector comercial e industrial en la transición hacia un futuro energético sustentable, explicaron. 

Además, y en el contexto de la crisis económica generada por la pandemia, se crearon alianzas con los gobiernos de varios estados y municipios de México para facilitar un estímulo económico adicional. Así, las empresas que son aceptadas en los programas con dichos estados reciben el beneficio de no tener que pagar por la energía solar por los primeros seis meses de su contrato con Banverde. 

Te puede interesar:  México va en el 2021 por nuevo récord en exportación de tomates

Fundada en el 2016, Banverde crea alianzas con los principales instaladores solares de todo México para ofrecer Contratos de Compraventa de Energía (PPA, por sus siglas en inglés). Los clientes se benefician de no tener que pagar gastos de instalación al inicio, en adición a realizar pagos mensuales por electricidad que son menores a los que hay actualmente en el mercado y con precios consistentes. Al finalizar los contratos, los clientes se convierten en dueños de sus sistemas fotovoltaicos y, como consecuencia, ya no tienen que pagar la electricidad generada y disminuyen o eliminan su dependencia en energía que impacta de manera negativa al medio ambiente. 

En tanto, CIFI es la entidad financiera no bancaria dedicada al financiamiento de infraestructura y energía en Latinoamérica y el Caribe. Creada en 2001, ha analizado más de 600 proyectos y ha participado en más de 200 transacciones por un valor mayor a 1,500 millones de dólares.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link