Las vacantes de empleo en Estados Unidos aumentaron en abril hasta un nuevo récord de 9,3 millones en plena reapertura de la economía tras la crisis de la covid-19, según un informe publicado este martes por el Departamento de Trabajo.

La cifra está muy por encima de lo previsto por los analistas y es muy superior a los 8,3 millones de empleos disponibles que se notificaron en marzo y que ya habían sido un máximo desde que en el año 2000 empezó a elaborarse esta estadística.