Economía

“Equilibrio de poder limitará la incertidumbre sobre México”

El resultado de los comicios de este 6 de junio es tomado aún con reserva por los analistas. Foto EE: Gilberto Marquina

 

De confirmarse la tendencia que traen los resultados preliminares de las elecciones intermedias, divulgados por el Instituto Nacional Electoral (INE), los mercados tendrán un respiro acerca de México, coincidieron analistas de Pantheon Macroeconomics, Oxford Economics, Goldman Sachs y Banorte.

“Al fortalecerse los controles y contrapesos en las decisiones legislativas, es probable el alivio sustancial de la incertidumbre sobre las perspectivas económicas. Este escenario podría impulsar la confianza de los inversionistas y de las empresas, lo que alimentará un aumento del gasto de capital privado”, consideró desde Londres Andrés Abadía, Economista en Jefe para América Latina en la consultora Pantheon Macroeconomics.

Con él concuerda desde Nueva York, el economista para América Latina en Goldman Sachs, Alberto Ramos, quien agregó que de mantenerse la tendencia con una mayoría simple por parte del partido en el poder, “se limita la posibilidad de que el presidente López Obrador y sus aliados en el Congreso aprueben una enmienda constitucional para permitir la reelección o bien para hacer modificaciones a los órganos autónomos”.

Riesgo que sí estaba considerado con la mayoría que tenía el partido Morena en el Congreso y que desincentivó a los capitales.

No obstante a las opiniones, analistas de Oxford Economics matizaron que “es poco probable que disminuya la incertidumbre pues los resultados electorales sugieren que los cambios constitucionales se pueden alcanzar llegando a consensos con la oposición”.

Te puede interesar:  La revolución inmobiliaria de la Fábrica de Tabacos de Sevilla

“Aunque no se ha materializado el peor de los escenarios, es poco probable que disminuya la incertidumbre política y esperamos que la inversión privada continúe teniendo un desempeño inferior al menos hasta el final del mandato”.

Energía, el foco

Desde Nueva York, el analista soberano para México, Charles Seville, explicó que “la reducción de la mayoría encabezada por Morena en el Congreso reduce las opciones para lograr alguna de las reformas más controvertidas del presidente, en particular las propuestas recientes que afectan al sector de energía”.

Recordó que los cambios constitucionales también pasan por los gobiernos estatales que pueden afectar las contrarreformas del sector energético y eléctrico.

Mientras en México, el equipo de economistas de Banorte considera que de confirmarse “el mayor balance entre los distintos partidos políticos en la Cámara de Diputados”, se limita la posibilidad de que se realicen cambios a la Constitución.

Cabe recordar que el pasado 11 de mayo, en un informe que distribuyó Bank of America entre sus clientes, explicaron que al limitarse la posibilidad de hacer cambios constitucionales, se eliminará la principal fuente de incertidumbre política.

Previeron que “la mayor fuente de incertidumbre política este año se eliminará y los temas dominantes para la economía mexicana serán el crecimiento y el Covid-19.

El costo de la incertidumbre

México se rezagó de la tendencia mundial en la cual los inversionistas extranjeros buscan rendimiento en países emergentes, debido a la incertidumbre que despertó el manejo de la pandemia, el aumento de contagios, las constantes iniciativas de reforma sobre el sector financiero y eléctrico y los cambios en las reglas de competencia, tal como lo han explicado analistas y estrategas de inversión.

Te puede interesar:  De la recaudación por acuerdos conclusivos de Prodecon, 40% es de grandes causantes

En lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador los inversionistas extranjeros han liquidado 11.1% de las posiciones que tenían en títulos de deuda mexicana, según información del Banco de México.

La tendencia no cambia demasiado si se revisan los datos de inversión productiva. Información del Inegi recabada por el think tank México cómo vamos, muestra que al cierre de 2018, la inversión total como proporción del PIB era equivalente a 22 por ciento.

Al paso de dos años, que coinciden con el primer bienio de la administración de López Obrador, representa 18.8% del PIB, que es la segunda proporción más baja desde 1995, cuando representó 16.3% del Producto.

La caída en la confianza del inversionista comenzó en el 2017, pero se agudizó en la actual administración.

Los datos del think tank muestran que la inversión privada representó 16.1% al cierre del año pasado una proporción que está lejos del 19% del PIB al que equivalía cuando López Obrador asumió la presidencia, esto es a finales del 2018.

ymorales@eleconomista.com.mx

Este contenido fue publicado originalmente en: Link