La economía mundial crecerá un 5,6 % este año, por encima del 4 % previsto en enero, aunque lo hará de manera desigual con un fuerte rebote en EE.UU. y China en plena recuperación tras la crisis desatada por la pandemia frente a una débil expansión en los mercados emergentes, indicó este martes el Banco Mundial (BM).

«Aunque damos la bienvenida a las señales de recuperación global, la pandemia continúa imponiendo pobreza y desigualdad en la gente de los países en desarrollo en todo el mundo», señaló David Malpass, presidente del BM, al presentar el nuevo reporte semestral de perspectivas económicas.