Economía

Costo financiero disminuyó 15.6% en el primer cuatrimestre del año


 

Luego de presentar incrementos consecutivos por seis años, el costo financiero de la deuda pública presupuestaria disminuyó en el primer cuatrimestre del año, de acuerdo con la información divulgada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De enero a abril, el gobierno destinó 176,266 millones de pesos al costo financiero, lo que resultó 15.6% menor a lo destinado en el mismo periodo del año pasado. De esta forma, el costo financiero disminuyó por primera vez en siete años.

“La gestión de la deuda disminuyó el costo financiero en abril en 22,800 millones de pesos, respecto a lo programado; también se redujo 15.6% real respecto al de enero-abril del año previo. Además, se logró reducir en 69% las amortizaciones de deuda externa de mercado programadas para el 2023 y extender el plazo de vencimientos, debido a la operación que hizo el gobierno federal en los mercados internacionales en abril”, dijo la dependencia a cargo de Arturo Herrera en su último informe de Finanzas Públicas.

Si bien el monto del costo financiero disminuyó, los recursos que se le destinaron fueron mayores a los 121,775 millones de pesos que se le destinaron a la inversión financiera en el mismo periodo, y mayores a los ingresos que obtuvieron los organismos de control presupuestario directo (IMSS es ISSSTE) de 147,369 millones de pesos.

Te puede interesar:  Gobierno hizo un pago histórico a los intereses de la deuda externa

De acuerdo con Hacienda, al considerar sólo el costo financiero de la deuda del gobierno federal se observa un gasto de 105,900 millones de pesos, lo que resultó 25.3% menos que el año pasado. Esto fue resultado de una caída de 75.2% anual del saneamiento financiero, así como de una disminución de 1.9% del pago de intereses.

En el caso de las empresas productivas del Estado, es decir, Pemex y CFE, el gasto fue de 70,366 millones de pesos, 5.0% más que en el primer cuatrimestre del 2020. En el caso de la petrolera, su costo financiero aumentó 10%, mientras que en CFE disminuyó en 27.5 por ciento.

Menores tasas

Anteriormente Victoria Ceja, subsecretaria de Egresos de la SHCP, indicó que la disminución del costo financiero se debió a menores tasas de interés, lo cual también ayudó a disminuir el gasto no programable —que se destina al cumplimiento de obligaciones que tiene el gobierno como pagos pendientes, gastos relacionados con la deuda y los recursos que se transfieren a las entidades federativas— en 9.8% anual.

Te puede interesar:  UE y EEUU se disponen a renovar lazos cinco meses después de la llegada de Biden

“El gasto menor en el costo financiero se debe a menores tasas de interés, lo cual nos representa un ahorro”, dijo la funcionaria en la última conferencia de prensa.

Ante la crisis sanitaria y económica causada por el Covid-19, el Banco de México realizó recortes en su tasa de referencia, la cual alcanzó un nivel de 8.25% en agosto del 2019, el cual se redujo a 4.0% desde febrero pasado, nivel que mantuvo en mayo por las presiones en la inflación.

Ante las preocupaciones que ha generado la inflación, a nivel internacional, se espera que el banco central mantenga el nivel de la tasa y, ante la persistencia, incluso incrementarla. De pasar esto, Iván Cajeme Villarreal titular de la Unidad de Planeación Económica de Hacienda, indicó que existe “espacio para soportar, si lo hubiese, aumentos en tasas de interés sin presionar las finanzas”.

ana.martinez@eleconomista.mx

Este contenido fue publicado originalmente en: Link