El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó hoy que Rusia no quiere renunciar al dólar en sus operaciones internacionales, pero las sanciones económicas de Estados Unidos le obligan a apostar por la ‘desdolarización’ de su economía.

«Si usted ha oído algo y piensa que queremos librarnos del dólar como divisa de reserva o como medio universal de pago, eso no es así», afirmó Putin en una entrevista por videoconferencia desde San Petersburgo con las principales agencias internacionales de noticias, entre ellas Efe.