La empresa Vale, uno de los mayores productores y exportadores mundiales de hierro, fue obligada a paralizar sus operaciones en un complejo del estado brasileño de Minas Gerais, región que en los últimos años ha sido escenario de dos graves desastres mineros con la compañía como protagonista.

Vale informó en una nota remitida este viernes al mercado financiero de la suspensión de sus actividades «en áreas próximas a la represa Xingu», localizada «en la mina Alegría», por orden de la «Superintendencia Regional del Trabajo».