La mayoría de las plantas en Estados Unidos de la empresa de producción cárnica JBS afectadas por un ciberataque el domingo han reanudado sus operaciones, aunque de forma limitada y utilizando métodos manuales ante los problemas con los sistemas informáticos.

JBS, cuya empresa matriz es brasileña, cuenta en EE.UU. con nueve plantas de procesamiento de vacuno, cinco de porcino y 26 avícolas y es responsable de hasta el 20 % de los productos cárnicos que se consumen en el país.