Economía

Carolina del Norte prohíbe la venta de máquinas expendedoras de Coca-Cola

Lo ocurrido tuvo que ver con la postura que asumió Coca-Cola en lo referente al tema electoral de Georgia hace algunos meses

La compañía refresquera ha enfrentado toda clase de críticas por los temas relacionados con sus posturas respecto a coyunturas electorales.
 
Foto:
George Frey / Getty Images

Coca-Cola es una de las principales compañías de todo Estados Unidos, la firma ha sido parte de la cultura nacional por varias décadas, por ello diversas familias y personas han hecho parte de su vida cotidiana el consumo de esta bebida, por lo cual no sorprende el arraigo que puede tener en los consumidores.

Pero a pasar de que es bien vista por un amplio sector de la población, hay quienes consideran que todos los productos de Coca-Cola no deben ser consumidos y por ello, han llamado a boicotear su compra. Esta posición es notoria en el gobierno del condado de Surry, Carolina del Norte.

Surry, recientemente, votó a favor de prohibir el servicio de todas las máquinas expendedoras de Coca-Cola en sus instalaciones y oficinas debido a una reacción violenta a las críticas del fabricante de refrescos con sede en Atlanta a las nuevas leyes de votación restrictivas de Georgia.

De acuerdo con The New York Post, Eddie Harris, comisionado del condado, en una entrevista expuso que lo sucedido tuvo que ver con grupos “de izquierda que quita fondos a Estados Unidos, boicotea, cancela, derriba estatuas, todo tipo de acciones atroces”.

Te puede interesar:  Greenpeace critica el plan de reconstrucción propuesto por Johnson al G7

Además, Harris dijo que las acciones que emprenden este tipo de agrupaciones contra quienes se encuentran a un lado opuesto a su postura no es algo que se deba aplaudir y aceptar, ya que eso “no está bien” de ninguna manera.

Los comisionados del condado, todos republicanos, votaron el mes pasado tres contra dos para eliminar las máquinas expendedoras. Harris informó que las máquinas aún no se habían retirado.

En la información difundida a los ciudadanos, no queda claro cuántas máquinas expendedoras hay en los edificios y en las instalaciones gubernamentales del condado de Surry, el cual, de acuerdo con el censo de población, tiene aproximadamente 73,000 residentes.

Tras lo ocurrido, Harris mandó una carta al director ejecutivo de Coca-Cola en la que externó que en las últimas elecciones presidenciales no se llevaron a cabo de manera justa.

“Millones de estadounidenses creen que las últimas elecciones presidenciales no se llevaron a cabo de manera justa y que se producirán más fraudes electorales en el futuro si las elecciones no se controlan y regulan de cerca”, escribió Harris en la misiva.

La embotelladora Coca-Cola Consolidated, empresa filial de Coca-Cola, informó que busca una reunión con los comisionados del condado para poder aclarar la situación y llegar a un acuerdo.

Te puede interesar:  Gobierno hizo un pago histórico a los intereses de la deuda externa



Este contenido fue publicado originalmente en: Link