El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha ofrecido a los republicanos un acuerdo sobre los impuestos a grandes corporaciones como moneda de cambio para que acepten el paquete de infraestructuras, una de sus medidas estrella.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, hizo hincapié este jueves en que con la nueva propuesta no se tocaría la reforma fiscal impulsada por el expresidente Donald Trump en 2017, una de las líneas rojas de los republicanos.

Te puede interesar:  El Banco Mundial espera un crecimiento económico mundial del 5.6% en 2021 y Estados Unidos será parte importante de este impulso