Empresas

Pierde potencia reactivación de ventas de autos nuevos


 

En mayo pasado la comercialización de vehículos nuevos se expandió 103.8% anual a 85,662 unidades, sin embargo, dicho nivel fue 16.4% inferior al de mayo del 2019 –año previo a la pandemia de Covid-19–, de acuerdo con el reporte mensual de la variable del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), divulgado ayer.

La reactivación del sector perdió fuerza en mayo, pues la distancia respecto del nivel previo a la pandemia creció, toda vez que en abril la caída de ventas había sido de 15 por ciento.

El avance de la industria automotriz “parece frenar su expansión”, pues las ventas de vehículos ligeros en mayo del presente año, están por debajo de su promedio de los últimos tres meses, cuando se ubicaban en 87,149 unidades, sostuvo Julio Santaella, presidente del Inegi.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) mencionó que a pesar del repunte que representó la comercialización de autos en mayo pasado respecto al 2020, cuando se enfrentó la pandemia por el Covid-19, “los elementos de riesgo continúan presentes para el mercado interno, como son los efectos de la problemática global que ha impactado la disponibilidad de semiconductores, así también el incremento que registran los índices de precios tanto el general (en más de 5.80%) como de vehículos (9.14%) en comparativa anual con datos al corte de la primera quincena de mayo 2021”.

Te puede interesar:  Industria de autopartes recortó 8,254 plazas en marzo de 2021

Guillermo Rosales, director de la AMDA, refirió que en cifras acumuladas a mayo se concluye con la comercialización de 428,312 vehículos ligeros, dato que refleja un aumento del 14.6% respecto a los primeros cinco meses del 2020 cuando se colocaron en el mercado 373,692 unidades, lo que representa un aumento de 54,620 unidades.

No obstante, si se compara con su similar del 2019, la cifra acumulada de ventas de los primeros cinco meses del año es 19.8% menor. Y si el contraste es con el pico de ventas del 2017 (617,252 unidades), el nivel es 30.6 más bajo.

La industria automotriz enfrenta no solo el impacto por la pandemia del Covid-19, en la que se vio obligada a cerrar operaciones, sino ahora padece la problemática de escasez de semiconductores que la han orillado a reducir su capacidad instalada y realizar paros programados, que a su vez obliga a que las distribuidoras ajusten sus inventarios y entregas de vehículos.

Te puede interesar:  Generac compra al fabricante de controles Deep Sea Electronics

Conforme a la expectativa de la AMDA, los próximos meses se consideran que tendrán un avance moderado en el mercado interno que pueda cerrar el año alrededor de 1 millón 53,000 unidades, es decir con un 10.9% de avance respecto a 2020.

Esto bajo el argumento de que se materialice el desempeño esperado del Producto Interno Bruto (PIB), que este año crecería 5.16%, de acuerdo con el consenso de especialistas que encuesta el Banxico según el reporte de mayo.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link