Economía

El caballo de Ralph Lauren derrota a una empresa madrileña en los tribunales y seguirá siendo marca registrada

 

En la película española El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo, dos jóvenes de posición social elevada mantienen un acalorado debate sobre quién ganaría en una pelea, el caballo de Ralph Lauren o el cocodrilo de Lacoste. Tras exponer sus respectivos argumentos en el tono propio de la comedia surrealista —si la mordedura del cocodrilo haría caer al caballo, o si este podría aplastarlo saltando sobre él—, la discusión termina sin acuerdo, en tablas. Ahora, fuera de los jocosos dilemas de la ficción, el caballo de la conocida marca norteamericana también se ha visto envuelto en una trifulca, en este caso judicial, y con una empresa madrileña como rival. El resultado no da lugar a la duda: los jueces europeos han dado la razón a la firma neoyorquina de moda en que tiene derecho a mantener como marca registrada de la Unión su icónico logo, en el que un jugador de polo a caballo sostiene en alto su palo, como si se estuviera preparando para golpear la bola.

Más información

  • La justicia europea permite a Messi registrar su nombre como marca deportiva

La controversia empezó hace cinco años, cuando la empresa madrileña Style & Taste SL, dedicada principalmente a la moda masculina, presentó una demanda de anulación de la marca. Alegaba que su dibujo, muy similar, lleva registrado desde 1997, ocho años antes que el de su rival norteamericana, por mucho que este sea bastante más célebre. Y que su parecido hace imposible la coexistencia, porque existía “riesgo de confusión” para los consumidores.

Te puede interesar:  La Comisión Federal de Comercio de EE.UU. revisará la compra de MGM por Amazon

El caso llegó a manos de la EUIPO, la oficina de propiedad intelectual de la UE, encargada de registrar legalmente marcas y logos en los Veintisiete. Y ahí empezaron los varapalos para la entidad madrileña. El primero fue en mayo de 2018, cuando desestimó su solicitud de anular como marca el caballo de Ralph Lauren. La segunda derrota llegó poco después, en 2019, tras recurrir la decisión ante el mismo organismo. La EUIPO argumentó que el registro del dibujo de la empresa de la capital española había caducado en 2017. Y la tercera, este miércoles ante el Tribunal General de la UE, que rechazó un nuevo recurso de Style & Taste en el que aducía que las leyes españolas no le permitían renovar el registro del dibujo, pero que pese a ello, seguía siendo suyo porque lo registró mucho antes, sin importar que hubiera expirado.

Ese planteamiento no convenció a los magistrados europeos, que en su sentencia concluyen que Style & Taste no demostró que se pueda prohibir el uso de una marca de la Unión basándose en un dibujo cuyo registro ya ha caducado. Y apunta que, al haber expirado, su modelo ha pasado a ser de dominio público y puede ser usado por todos los españoles, con lo que la oficina de propiedad intelectual de la UE hizo bien en no tomar medidas contra Ralph Lauren.

Te puede interesar:  El bitcoin, dogecoin y otras criptomonedas sufren importantes caídas: las razones de la baja

En la página web de Marengo, una de las marcas con que opera la firma española, donde se puede ver en la parte baja el logo de la discordia, justifican así la importancia que dan al uso del caballo en sus logos: “Todo comenzó con el primer jinete, desde entonces todo empezó a ir más rápido para el hombre. El caballo representa una variada mezcla de asociaciones únicas; velocidad, independencia, elegancia, nobleza, aventura… El caballo ha sido como una segunda piel para muchos hombres de muchas y variadas culturas a lo largo de la historia, esencial en el día a día, en ciertos aspectos como el vestir”.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link