El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, volvió a reivindicar este miércoles la economía frente a las medidas de restricción adoptadas por gobernadores y alcaldes para frenar la pandemia del coronavirus, en medio de fuertes cacerolazos en diferentes ciudades del país.

Te puede interesar:  Argentina esquiva "default" con el Club de París y sigue negociación con FMI

En un discurso pronunciado en la red nacional de radio y televisión, el líder de la ultraderecha brasileña resaltó el buen desempeño de la economía durante el primer trimestre de este año, cuando el PIB avanzó un 1,2 %, y elogió el proceso de privatizaciones llevado a cabo por su Gobierno, pero evitó mencionar el empeoramiento de la crisis sanitaria.