Economía

Crecimiento de EU gana velocidad en medio de alza de precios: Fed


 

La recuperación de Estados Unidos (EU) se aceleró en las últimas semanas incluso cuando una larga lista de problemas en las cadenas de suministros, dificultades de contratación y aumento de los precios se extendió por todo el país, sostuvo la Reserva Federal (Fed) en el Libro Beige.

“El crecimiento fue algo más rápido desde inicios y hasta finales de mayo (…) Los efectos positivos en la economía se dieron por el aumento de las tasas de vacunación y la relajación de las medidas de distanciamiento social”, señaló la Fed.

Las empresas dijeron que el aumento en el ritmo de de vacunación, así como la flexibilización de las restricciones establecidas para combatir la pandemia de Covid-19, han ayudado al crecimiento.

No obstante, destacaron la aceleración que muestra la inflación proveniente de los salarios, así como los costos de los insumos necesarios para operar y consideran que esos costos resultarán en aumentos de precios.

“El fortalecimiento de la demanda permitió a algunas empresas, en particular a los fabricantes, constructores y de transporte, traspasar gran parte de los aumentos de costos a sus clientes”, se lee en el informe.

Asimismo citaron la escasez de mano de obra que persiste incluso con mayores incentivos. La tasa de desempleo es de 6.1% y el mercado laboral presenta una fuerte demanda de trabajadores pero problemas de oferta a pesar de que hay 9.8 millones de personas desempleadas y más de 8 millones de puestos de trabajo disponibles.

Inflación se disipará

Los funcionarios de la Fed han restado importancia a los temores inflacionarios, argumentan que en los próximos meses se disiparán las presiones; atribuyen la inflación muy por encima del objetivo de 2% a interrupciones temporales de la cadena de suministro y escasez, además de la baja base de comparación de hace un año cuando se paralizó la economía en un esfuerzo por combatir la pandemia.

Te puede interesar:  UE y EEUU se disponen a renovar lazos cinco meses después de la llegada de Biden

Sin embargo, los contactos en la región de Nueva York informaron que las empresas están aumentando los precios para enfrentar el incremento de los precios de los insumos, mientras que Cleveland dijo que los problemas de la cadena de suministro hicieron que los costos “escalen” mientras que “los aumentos de precios se generalizaron a medida que las empresas intentaron mantenerse al día con los costos crecientes”.

Minneapolis citó “una demanda sólida atenuada por la escasez de inventarios y el aumento de precios”. En San Francisco, “la actividad económica se expandió significativamente mientras que los salarios y la inflación aumentaron aún más”.

Es hora de pensar en una reducción

A pesar de la desalineación entre la oferta y la demanda, el presidente del Banco de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker dijo que la Reserva Federal podrían empezar a pensar en la mejor manera de reducir el ritmo de sus compras de activos.

“Pensamos mantener la tasa de interés de los fondos federales baja durante mucho tiempo (…) Pero puede ser el momento de, al menos, pensar en reducir nuestras compras mensuales de 120,000 millones de dólares en bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas”, señaló.

Te puede interesar:  Desde el Congreso se exploran propuestas para segmentar empresas tecnológicas vía ley antimonipolio

Harker agregó que la autoridad monetaria no se moverá repentinamente cuando comience a reducir el ritmo de las compras, que se incrementaron el año pasado en un esfuerzo por estabilizar los mercados y apoyar la economía después de que ésta se vio afectada por la pandemia.

“Retiraremos el estímulo cuidadosa y metódicamente a medida que la economía siga fortaleciéndose”, dijo Harker.

Fed se deshará de bonos de empresas

La Reserva Federal comenzará a deshacer los bonos corporativos que adquirió el año pasado a través de una línea de crédito de emergencia lanzada para calmar los mercados crediticios en el punto álgido de la pandemia, anunció el miércoles el banco central.

La Fed dijo que la venta de sus tenencias en la Línea de Crédito Corporativo del Mercado Secundario (SMCCF, por su sigla en inglés), que incluye bonos de empresas compradas en el mercado secundario y fondos negociables en bolsa que invierten en deuda corporativas, será “gradual y ordenada”.

El banco central buscará minimizar el posible efecto en los mercados, considerando la liquidez diaria y las condiciones de negociación de los fondos en bolsa y los bonos corporativos, afirmó en un comunicado. La Fed de Nueva York, que administra la línea, brindará más detalles sobre las ventas hoy. (Reuters)

Este contenido fue publicado originalmente en: Link