El presidente de EE.UU, Joe Biden, ha decidido suspender los arrendamientos de petróleo y gas en el denominado Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico, con lo que corrige una de las decisiones más polémicas tomadas por la anterior administración de Donald Trump en materia medioambiental.

«A la luz de supuestas deficiencias legales (…), incluida la insuficiencia de la revisión requerida por la Ley Nacional de Política Ambiental, la Secretaria de Interior deberá, según corresponda y de conformidad con la ley, establecer una moratoria temporal de todas las actividades del Gobierno relacionadas con la implementación del Programa de Arrendamiento de Petróleo y Gas de la Llanura Costera, (…) en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico».