Economía

“Elecciones tienen efecto en aumento del gasto durante el I trimestre”


 

El incremento que presentó el gasto neto del sector público presupuestario, pese a la debilidad que siguen presentando los ingresos, se explica en mayor medida por la influencia del año electoral, consideró un análisis de México Evalúa.

De acuerdo con el informe trimestral de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en los primeros tres meses del año el gasto neto fue por poco más de 1.6 billones de pesos, 7.9% mayor a lo que se ejerció el año previo. Asimismo, el crecimiento es mayor al que se observó en el primer trimestre del 2020, cuando el gasto aumentó 6.2% anual.

“Observamos, por lo demás, el muy probable fin de la era de la austeridad. Se nota la influencia del año electoral en el vigor del gasto (…) el incremento fue impulsado por el gasto en programas con Reglas de Operación y ‘Otros subsidios’, que incluye el gasto de los programas prioritarios”, indicó en su análisis “Los Números del Erario”.

El incremento en estos rubros, añadió, fue de 18% en el primer trimestre en comparación con el mismo periodo del 2020. Este gasto, que catalogaron como “atípico” se explicó por el adelanto de las transferencias de los programas sociales a causa de la veda electoral, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“El gasto en programas sociales lo tenemos por arriba de los 200,000 millones de pesos, que tiene un incremento importante respecto al mismo periodo del año anterior. Como sabemos, el gasto se sitúa conforme a los calendarios aprobados y, debido al proceso electoral que tenemos este año, se adelantó ese calendario para dar cumplimiento a la veda electoral que empieza en abril y termina con las elecciones”, explicó en la conferencia de prensa trimestral Victoria Ceja, subsecretaria de Egresos de Hacienda.

Te puede interesar:  Primafrio: desde la huerta murciana a la Bolsa por 1.700 millones

México Evalúa explicó que, en total, el gasto por los Programas con Reglas de Operación y Otros fue de 242,700 millones de pesos, 4% más a lo aprobado en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021.

“Al primer trimestre se tiene un avance de 37% con respecto al presupuesto aprobado en el año. Esto contrasta con los avances que se registraban en años anteriores: en los últimos cuatro años el avance con respecto al presupuesto anual no fue mayor a 31%, porcentaje observado en el 2018”, añadió.

Otro gasto que destacó fue el del Banco del Bienestar, 2,703% mayor a lo programado ya que gastó 5,200 millones de pesos cuando sólo se le aprobaron 184 millones en el primer trimestre.

En contraste, las transferencias a las entidades federativas a través del gasto federalizado cayeron 8.2% anual en el primer trimestre del 2021, al ser de 487,200 millones de pesos. Esta fue la mayor caída en 21 años.

Aportaciones a Pemex y aprovechamientos

En el caso de los ingresos presupuestarios, éstos sumaron 1.56 billones de pesos, lo que significó un crecimiento de 2.8% anual. El incremento se debió, en mayor medida, por el aumento de los precios internacionales del petróleo, así como la aportación patrimonial del gobierno a Pemex, lo que hizo que los ingresos petroleros crecieran 45.6% anual.

“Esto es reflejo de la reactivación económica y de mayores ingresos petroleros y no tributarios no petroleros —en específico, de aprovechamientos—. Si no consideramos las transferencias por 63,100 millones de pesos del gobierno federal a Pemex, los ingresos totales hubieran sido de 1.5 billones de pesos, 1.3% menores a los reportados en igual trimestre del año pasado”, indicó el informe de México Evalúa.

Te puede interesar:  El G7 acordará un plan para acelerar la respuesta a futuras pandemias

A través de los aprovechamientos, el gobierno captó recursos por 98,071 millones de pesos, 24.6% más que en el primer trimestre del 2020. Esto se debió a la recuperación de los activos del Fondo de Salud para el Bienestar, por 33,000 millones de pesos, el Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales, por 7,600 millones de pesos, así como 17,000 millones derivados por operaciones de financiamiento.

Impuestos dejan menos

En el caso de los ingresos que obtiene el gobierno por el pago de impuestos, los recursos sumaron poco más de 1.02 billones de pesos, esto es una disminución anual de 2.0 por ciento.

“A pesar de la reactivación económica y del reforzamiento del marco tributario para maximizar la recaudación, sin aumentar los impuestos, y aunque casi todos los rubros de ingresos tributarios mostraron mayores entradas respecto a las programadas, los ingresos por IEPS sobre combustibles aún muestran lo efectos de la pandemia”, destacó el análisis.

Sólo la recaudación de ISR tuvo un crecimiento anual de 2.3%, al dejar al erario 576,914 millones de pesos, mientras que el IEPS dejó recursos por 113,587 millones de pesos, 16.9% menos que el año pasado. Esto se entiende por una caída de 22.4% en la recaudación que se obtiene por las gasolinas, esto ante la reactivación desde febrero del estímulo fiscal.

Respecto al IVA, se registraron ingresos por 299,731 millones de pesos, 3.2% menos que en el primer trimestre del 2020.

ana.martinez@eleconomista.mx

Este contenido fue publicado originalmente en: Link