Economía

Empresas muestran su preocupación por las nuevas reglas de uso de mascarrillas

Al margen de las indicaciones que puedan dar las autoridades federales y estatales, las empresas pueden establecer sus propias medidas de seguridad para sus empleados y, en caso de los comercios, para los clientes

Líderes sindicales y empresariales no piensan arriesgar a sus agremiados, por lo que piden diálogo directo con las autoridades para implementar protocolos de seguridad.
Foto:
Shutterstock
 

A medida que se flexibilizan las medidas sanitarias por el avance masivo de la vacunación, entre ellas, el permiso para que las personas ya no porten las mascarillas en lugares cerrados, han surgido interrogantes y preocupaciones en el sector empresarial del país.

Mas allá de que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) anunciaron que los estadounidenses completamente vacunados no tienen que usar máscaras o realizar el distanciamiento social en la mayoría de los entornos, persisten enormer dudas para los prestadores de servicios.

Tras dicho anuncio, líderes empresariales y grupos de trabajadores externaron de forma pública que las nuevas recomendaciones son demasiado abiertas, así como poco detalladas. Por ello,  advirtieron que la falta de comunicación e información entre los diferentes sectores es preocupante y peligrosa.

Dentro de las inquietudes esbozadas está el hecho de que no hay forma de saber quién está vacunado y quién si no pide una prueba. El gobierno federal ha descartado cualquier tipo de “pasaporte” de tránsito y el tema lo ha puesto en el terreno empresarial.

Te puede interesar:  El Gobierno estudia bajar el IVA y suspender el impuesto de generación eléctrica ante el alza de precios

Ante esta situación, algunos líderes sindicales han externado que pese a que hay millones de vacunados, todavía faltan muchos más y dentro de ese sector están trabajadores de primera línea. En un comunicado, Marc Perrone, presidente del United Food and Commercial Workers mostró su preocupación.

Perrone detalló que será imposible determinar al segmento poblacional que no está vacunado todavía, además expuso que resulta sumamente peligroso para los trabajadores atender a las personas que no usan marcarilla, eso los pondría en una posición vulnerable.

Al margen de las indicaciones que puedan dar las autoridades federales y estatales, las empresas pueden establecer sus propias medidas de seguridad para sus empleados y, en caso de los comercios, para los clientes. En ese sentido los establecimientos pueden poner restricciones de acceso a quienes no porten mascarillas.

Pero más allá del posicionamiento que pudieran asumir en el sector empresarial, de acuerdo con The Hill, la Asociación de Líderes de la Industria Minorista, que representa a firmas como CVS o Home Depot, dijo que las empresas quieren coherencia en la orientación del uso de las máscaras, dejando en claro que la seguridad de los empleados es una prioridad absoluta.

Te puede interesar:  Wall Street cierra mixto y el Dow Jones baja un 0,62 % influido por la Fed

Aunque no se sabe cuál será la resolución a estas dudas, el sector empresarial, así como los sindicatos que representan a millones de trabajadores, buscarán un diálogo directo con los representantes sanitarios estatales y federales, con el fin de llegar a acuerdos e instaurar protocolos  de seguridad comunes.



Este contenido fue publicado originalmente en: Link