Empresas

CEESP acusa actitudes intimidatorias en aumento de ingresos federales por ISR

Foto: Shutterstock

 

El aumento en los ingresos federales por concepto del Impuesto Sobre la Renta (ISR) va acompañado de actitudes intimidatorias vinculadas a delitos fiscales provenientes del gobierno federal, lo que podría provocar un efecto negativo en la recaudación fiscal en el mediano plazo y disuadir el crecimiento económico y la creación de nuevos negocios, alertó el sector empresarial.

De acuerdo con el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), a mediano plazo, la insuficiencia de la recaudación tributaria puede llegar a 2 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB), si se mantiene esa política intimidatoria.

Sostuvo que es factible que todo esto se traduzca con el tiempo en la necesidad de una recaudación tributaria mayor en unos 500,000 millones de pesos respecto a lo presupuestado para el 2021, alrededor de 2 puntos porcentuales del producto.

“Hay elementos jurídicos que se han desarrollado recientemente que podrían ser sumamente intimidatorios para los contribuyentes. Es la combinación jurídica del fortalecimiento de la ley de extinción de dominio, la ampliación de los delitos que merecen prisión preventiva de oficio y la equiparación de la defraudación fiscal a delincuencia organizada. Todo eso realmente constituye un arsenal sin precedentes en poder de la autoridad”, acusó el sector empresarial.

Te puede interesar:  ¿Por qué es importante que México hiciera obligatorio el VoLTE en los celulares?

Refirió que basado en los datos de la Secretaría de Hacienda, se argumenta que debido a la eficiencia recaudatoria y cobranza sin necesidad de judicialización el fisco obtuvo 112,300 millones de pesos en el primer trimestre del presente año, 31,400 millones de pesos más que un año antes, y más del doble que los mismos periodos de tres años precedentes, cuando promedió 53,000 millones.

“Respaldada por evidencia solamente anecdótica pero no escasa, es que los contribuyentes han sido objeto de presión importante para pagar sus adeudos bajo la amenaza de ser denunciados por la comisión de delitos fiscales. Cabe señalar que hay elementos jurídicos que se han desarrollado recientemente que podrían ser sumamente intimidatorios para los contribuyentes”, comentó el CEESP.

El organismo privado aglutinado en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) argumentó que si en las negociaciones correspondientes hubo actitudes intimidatorias con amenazas basadas en el arsenal con que ahora cuenta la autoridad, “el efecto en la recaudación sería negativo a la larga al disuadir el crecimiento o la creación de negocios”, acotó.

Te puede interesar:  Generac compra al fabricante de controles Deep Sea Electronics

A mediano plazo sí se puede anticipar una insuficiencia de los ingresos tributarios respecto a la situación de 2020 y el primer trimestre de 2021, debido a varios factores como: el agotamiento de las fuentes no recurrentes; los límites de la fiscalización y eficiencia recaudatoria, que hasta ahora han aumentado la recaudación con base en casos acumulados que se agotarán paulatinamente.

Además de la probable lentitud del proceso de recuperación hacia una economía que vuelva a crecer al menos al ritmo que lo hacía hasta antes de su caída de 2019, ante la baja inversión; los efectos de la desaparición de empresas en la crisis; y la posible transitoriedad del relativamente elevado precio del petróleo.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link