Opinión

Las falacias de López Obrador

Una falacia es un argumento que parece valido, pero que no lo es. Puede decirse que es una fantasía que no responde a la realidad.

Eso pasa con la mayor parte de los programas y decisiones del presidente López Obrador, están construidos con base en falacias que no responden a la realidad del país.

1ª falacia. La delincuencia es producto de la pobreza.

Mentira. Probablemente esa afirmación sea cierta en el caso de gente que vive en pobreza extrema, pero en general no son los más pobres los que cometen delitos y en el caso específico de México esa aseveración es totalmente falsa por la presencia de la delincuencia organizada. Su idea de “abrazos no balazos” y de pensar que con los programas sociales se va a reducir la violencia, son falacias que están provocando que no exista una estrategia realista para combatir la delincuencia.

2ª falacia. La economía va a crecer de abajo hacia arriba.

Mentira. Sin duda es necesario apoyar a través de programas sociales a la gente que vive en pobreza, pero la economía se mueve de arriba hacia abajo a través de nuevas inversiones que son las que crean empresas y empleos. En este sexenio los recursos que se han canalizado a los programas sociales son los mismos que se dedicaban a otras actividades, por lo que el gasto del gobierno, al ser el mismo no tiene ningún impacto para hacer crecer la economía.

Te puede interesar:  Falacia, la mano dura en política de seguridad

Si la inversión y la demanda tanto pública como privada no aumentan, la economía no va a crecer y esta falacia del presidente va a provocar que este sexenio vaya a ser el de menor crecimiento económico en los últimos 50 años.

3ª falacia. La pobreza se elimina con programas sociales.

Mentira. Si no hay creación de empleos bien remunerados la pobreza no se reducirá como ha quedado demostrado en los últimos años en nuestro país. Los apoyos sociales son indispensables y sirven para evitar que la gente caiga en situaciones extremas de pobreza, pero 4,000 mensuales que da el gobierno por familia no saca a la gente de la pobreza, para lograrlo el ingreso familiar tiene que ser superior a los 10,000 pesos mensuales y eso sólo se consigue con empleos.

4ª falacia. Eliminado la corrupción habrá recursos suficientes para impulsar el desarrollo y eliminar la pobreza.

Mentira. No hay duda que hay que combatir la corrupción en el gobierno, pero no es cierto que eliminándola habrá los recursos necesarios para tener un sistema de salud como el de Dinamarca o para impulsar la economía y las inversiones públicas; para lograrlo se requiere una profunda reforma fiscal que dote de mayores recursos al Estado.

5ª falacia. El principal problema de México es la corrupción y la desigualdad.

Mentira. El principal problema de México es la pobreza en que vive más de 50% de la población, producto de la falta de crecimiento económico y de empleos suficientes en los últimos 50 años. La prioridad del gobierno debería ser impulsar el crecimiento económico y del empleo como única vía para eliminar la pobreza y reducir la desigualdad.

Te puede interesar:  Es la Fed la que sí mueve los mercados

6ª falacia. Vamos por el camino correcto.

Mentira. Los resultados de estos 3 años son pésimos en todos los rubros (seguridad, economía, empleo, salud y reducción de la pobreza), es cierto que la pandemia nos pegó muy duro, pero ya desde el 2019 estábamos en medio de una recesión económica.

En estos 3 años el presidente López Obrador ha perdido la confianza que requieren los sectores productivos para invertir y crear empleos y de continuar las cosas como van este será un sexenio perdido en términos económicos y sociales. López Obrador sigue encerrado en sus falacias, no se da cuenta que estas le sirvieron para ganar elecciones, pero no dan resultados a la hora de gobernar.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link