Economía

Por qué hay escasez de pollo en Estados Unidos

Primero se reportó la disminución de alitas de pollo pero a la fecha el ave completa está presentando problemas de suministro ante una creciente demanda, inclemencias del tiempo y la temida pandemia

En la pandemia se incrementaron los pedidos a base de recetas de pollo, según KFC, Popeye’s y Chick-fil-A.
Foto:
JF Valeriano / Pexels
 

Otro de los daños que se le puede apuntar a la larga lista de afectaciones provocadas por el Covid-19 es la escasez de pollo que está viviendo Estados Unidos recientemente.

Aunque la pandemia no es la única razón, la menor cantidad de personas trabajando en plantas por razones de salubridad se suma al alza en la demanda del producto y las malas condiciones climáticas.

Al igual que sucedió hace un año con el problema para encontrar papel de baño, hoy parece estar ocurriendo lo mismo con la carne favorita de los estadounidenses: el pollo.

Los supermercados y las cadenas de restaurantes que lo tienen como su principal ingrediente comenzaron inicialmente reportando escasez de alitas de pollo, pero según información de Infobae, ahora el desabasto se ha extendido al ave en general.

Cada vez más personas sufren para obtener este alimento y los medios de comunicación empiezan a dar más espacio al déficit en la industria avícola. Mientras que las cadenas de comida rápida se han quedado sin algunos de sus sándwiches más populares, entre ellos el de pollo frito, un plato típico del sur del país que se ha ganado el agrado de los estadounidenses.

Te puede interesar:  Los reembolsos sobre los impuestos del seguro de desempleo se liberan a partir de esta semana

El encierro por el Covid-19 parece haber masificado el gusto por esta comida. Vale recordar que en 2019 Kentucky Fried Chicken (KFC) sacó un nuevo sándwich de pollo frito que se convirtió en viral en las redes sociales y llevó a las personas a hacer colas para conseguirlo al punto de que se agotó en dos semanas.

Con el confinamiento, KFC y otras cadenas como Popeye’s o Chick-fil-A, han reportado números récord de entregas a domicilio de sus platos a base de pollo. Inclusive McDonalds, popular por sus hamburguesas de carne, ha notificado un alza en las ventas de su sándwich con pollo.

Otro factor es que según el Food and Environment Reporting Network, 60 mil empleados de la industria avícola contrajeron Covid-19 en los últimos meses y 291 fallecieron como consecuencia del virus.

Por las actividades que se desarrollan en las plantas procesadoras de pollo, las condiciones de trabajo no suelen asegurar la distancia social, con lo que muchas tuvieron que readaptarse disminuyendo su número de trabajadores para poder asegurar un espacio de al menos dos metros entre cada uno, situación que retrasa la producción.

La industria avícola fue una de las primeras en ser declaradas esenciales, por lo que desde el principio de la pandemia las autoridades le autorización a 15 plantas procesadoras ampliar su producción para satisfacer la demanda de pollo. Esto conllevó a que no se respetaran las reglas de cuidado de Covid-19 y aumentaron los contagios. Desde entonces se disminuyó el número de trabajadores en las plantas.

Te puede interesar:  Mañana es el último día para declarar los impuestos 2020, no dejes pasar tu reembolso

Para completar el coctel de problemas, la región de mayor producción avícola (en el sur del país), se vio afectada por temperaturas gélidas a finales del invierno, dañando la cadena de producción y distribución con sus respectivas consecuencias.

Conseguir un sándwich de pollo frito en este momento en Estados Unidos puede ser complicado, pero se prevé que se trate de una escasez momentánea.

Con información de Infobae


Este contenido fue publicado originalmente en: Link