Los accionistas de General Electric mostraron su rechazo a los paquetes de salarios y beneficios recibidos por los altos ejecutivos de la empresa, en especial los 73 millones de dólares que recibió en 2020 el director ejecutivo, Larry Culp.

Cerca de un 58 % de los accionistas votaron en contra del programa de compensación de ejecutivos, mientras que un 42 % votó a favor, según los resultados preliminares anunciados en una reunión anual de la compañía, informaron este martes los medios locales.