Leyes y gobierno

Extienden por quinta vez, ahora hasta el 30 de julio, el home office para la burocracia

Más de 1 millón personas servidoras públicas continuarán laborando desde casa, modalidad que comenzó el 23 de marzo de 2020 por la pandemia. La SFP consideró que aún no hay condiciones para volver a laborar de manera presencial.

Por quinta ocasión desde el inicio de la pandemia de covid-19, la Secretaría de la Función Pública (SFP) amplió el plazo para que el personal de la administración pública federal continúe en teletrabajo. Su regreso a las oficinas estaba previsto para el próximo lunes 3 de mayo, pero este miércoles ha dado a conocer que el periodo de home office se extiende hasta el 30 de julio.

En un comunicado, la dependencia adelantó que el acuerdo será publicado Diario Oficial de la Federación (DOF) en los próximos días. Actualmente está en la fase de revisión en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer).

Dicho acuerdo “establece los criterios para el manejo de los recursos humanos en el gobierno federal”. La SFP, a cargo de Irma Eréndira Sandoval, explicó en su comunicación que esta decisión se tomó para “reducir la dispersión del coronavirus SARS-CoV2 (Covid-19) y proteger la salud de los servidores públicos y la ciudadanía”.

Hace unos días, la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) manifestó su rechazo a volver a laborar en las oficinas en estos momentos. Sin la aplicación de la vacuna y garantías de que les harán pruebas de detección del virus de manera periódica, más de 1 millón 200,000 personas seguirían trabajando desde casa, apuntó el líder de esa organización Joel Ayala.

La SFP atendió esa solicitud y pospuso el regreso. Esta medida de trabajo a distancia debe tener “énfasis en los trabajadores con discapacidad, embarazadas o en periodo de lactancia, y personas con enfermedades crónicas”, expresó la dependencia.

Al igual que ha ocurrido desde que iniciaron su confinamiento, los titulares de la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y de las unidades de administración de las diferentes dependencias federales, son quienes podrán autorizar o facilitar el trabajo a distancia.

Quiénes siguen en teletrabajo

El gobierno federal mandó a trabajar desde su casa a su personal el 23 de marzo del año pasado en el marco de la Jornada Nacional de Sana Distancia, con la que llamaron a la mayor parte de la población a no salir, de no ser necesario, para evitar la propagación de la pandemia.

En el año en el que se ha extendido la pandemia, “la Función Pública ha determinado las medidas necesarias para asegurar el correcto cumplimiento de las atribuciones, programas y objetivos institucionales”, destaca la secretaría. “Se deberá seguir privilegiando el uso de las tecnologías de información y comunicación para la realización de sesiones y reuniones de trabajo”, agrega.

Especialmente para quienes tengan alguna de estas condiciones de salud:

  • Diabetes mellitus
  • Hipertensión arterial
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica
  • Asma
  • Enfermedades cerebrovasculares
  • Infección por VIH
  • Enfermedad renal crónica
  • Obesidad mórbida
  • Estados patológicos que requieren inmunosupresión y cáncer en tratamiento.

Si no es posible mantener el trabajo a tiempo completo en casa, podrán establecerse jornadas presenciales alternados y en horarios escalonados. Si esto ocurre, “se deben asegurar las medidas sanitarias recomendadas por la Secretaría de Salud”.

Estos periodos en casa no cuentan como vacaciones, precisó la SFP. Por lo que sus días de asueto quedarán disponibles. Tampoco implica otorgar “viáticos, pasajes o erogación adicional alguna”. Durante el horario de jornada, en el que normalmente estarían en la oficina, “deberán mantener plena disponibilidad y desempeñar sus funciones con el debido cuidado”.

Como en ocasiones anteriores, quedan excluidas de estas medidas las secretarías de Salud (SSA), de la Defensa Nacional (Sedena), Marina (Semar) y de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPS). También el Servicio de Protección Federal, la Guardia Nacional y el Servicio Exterior Mexicano. Asimismo, los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Este contenido fue publicado originalmente en: Link