Economía

En febrero, clima frío deprimió gasto del consumidor de EU


 

El gasto del consumidor en Estados Unidos (EU) experimentó su mayor caída en 10 meses durante febrero después de que una ola de frío afectó a muchas partes del país, lo que desvaneció el impulso de una segunda ronda de cheques de estímulo a hogares de ingresos medios y bajos. Es probable que el declive sea temporal, informó el Departamento de Comercio.

En febrero, el gasto del consumidor, responsable de más de dos tercios de la actividad económica estadounidense, registró una caída de 1%, tras rebotar 3.4% en enero, dijo el Departamento de Comercio.

Se trató del mayor declive desde abril del 2020, cuando la economía sufría por el cierre de negocios no esenciales, como los restaurantes, con lo que se buscó frenar la propagación de las infecciones por Covid-19.

Asimismo, los ingresos personales se desplomaron 7.1% tras crecer 10.1% en enero. Se anticipa que los ingresos se recuperen en marzo, ante la distribución a millones de 1,400 dólares de pagos individuales.

La ola de intenso frío en la segunda mitad de febrero, que incluyó fuertes tormentas invernales en Texas y otras partes del sur del país, también deprimió la construcción de casas, la producción en las fábricas, así como los pedidos y envíos de bienes manufacturados.

No obstante, se espera que la actividad rebote gracias al cambio de clima, la entrada en vigor del paquete de alivio de la Casa Blanca por 1.9 billones de dólares y el aumento de la vacunación contra el Covid-19.

Te puede interesar:  Precio de seguros contra impago de Pemex bajó 2.5% tras compra de dólares

El descenso en el gasto del consumidor en el segundo mes del año afectó a todos los sectores, con fuertes declives en la compra de productos farmacéuticos y bienes recreativos.

El gasto en servicios avanzó 0.1% después de subir 0.9% el mes anterior. Los consumidores gastaron más en servicios públicos y cuidado de la salud en hospitales, pero recortaron en las comidas fuera de casa.

Se preparan para reapertura de la economía

Ante la floja demanda, la inflación se desaceleró el mes pasado. No obstante, se espera que los precios se aceleren a partir de las siguientes semanas, gracias a una reapertura más amplia de la economía y una favorable base de comparación con las débiles lecturas del año pasado, así como una política fiscal y monetaria muy expansiva.

El índice de precios de gastos de consumo personal (PCE, por su sigla en inglés), que excluye componentes volátiles como los alimentos y la energía, ascendió en febrero 0.1% tras haber crecido 0.2% el mes previo.

En los 12 meses hasta febrero, el denominado índice subyacente PCE avanzó 1.1% tras acelerar 1.5% en enero. Esta medida de la inflación es la preferida por la Reserva Federal para su objetivo de 2%, un promedio flexible según analistas.

El presidente de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker, comentó que el banco central seguirá apoyando a la economía estadounidense hasta que se recupere de la pandemia, asimismo, agregó que no está preocupado por la posibilidad de que la inflación se salga de control.

Te puede interesar:  En agosto, inflación de EU tuvo primer descenso del año

“Quiero mantener la estabilidad, asegurarnos de que pasemos este periodo, y después podremos empezar a normalizarnos”, dijo Harker durante una entrevista en Bloomberg TV.

El funcionario de la Fed añadió que está comprometido con dejar que la inflación se acelere un tiempo por encima de 2%, en línea con el marco de trabajo de la Fed, y destacó que las presiones salariales están ocurriendo solo en algunos sectores.

Las autoridades de la Fed acordaron la semana pasada mantener las tasas de interés cercanas a cero y continuar comprando 120,000 millones de dólares al mes en bonos hasta que la economía haga un “progreso sustancial adicional” hacia los objetivos de inflación y pleno empleo de la Fed.

Patrick Harker dijo que no necesariamente apoyaría mantener las tasas en niveles cercanos a cero indefinidamente, y señaló que mantener las tasas bajas durante demasiado tiempo puede tener consecuencias negativas para los ahorradores.

Sin embargo, dijo que la prioridad es ayudar a que la economía se recupere y hacer que el desempleo vuelva a los niveles anteriores a la pandemia.

“Hay que mantener un equilibrio (…) Necesitamos que la economía se recupere, necesitamos que la economía sane con un mínimo de cicatrices”, señaló el funcionario

Este contenido fue publicado originalmente en: Link