Economía

Fracasa el nuevo intento de desencallar el buque ‘Ever Given’ y desbloquear el canal de Suez

El equipo que está intentando poner a flote el megabuque portacontenedores Ever Given, que lleva atrapado en el estratégico canal de Suez desde el pasado martes bloqueando una de las principales arterias para el transporte marítimo mundial, han vuelto a fracasar esta pasada madrugada en su último intento por desencallar el gigantesco barco, a pesar de las expectativas que habían generado los importantes avances logrados el día anterior. Está previsto que se realice un nuevo intento de reflotamiento este domingo hacia media tarde, hora local, para el que deberían encontrarse disponibles todavía más remolcadores.

El intento de anoche se produjo después de que, a lo largo del último día, se lograse por primera vez un “significativo progreso” en la zona de popa del buque, que incluyó la liberación del timón del barco de los sedimentos, según un comunicado del portavoz de la compañía Bernhard Schulte Shipmanagement, encargada de las cuestiones técnicas del buque. Las dragas habían pasado entonces a retirar arena y lodo de alrededor del lado de babor de la proa del buque, y se confiaba en que una marea favorable creara las condiciones propicias para conseguir enderezar la nave. El teniente general Osama Rabie, jefe de la Autoridad del Canal de Suez y al mando de la operación, explicó durante una rueda de prensa celebrada el sábado que tanto la hélice como el timón respondían por primera vez. “El escenario que desplegamos [el viernes] fue bastante exitoso. Hemos visto algunos resultados positivos. El barco respondía un poco”, señaló Rabie.

Te puede interesar:  Ribera afirma que la UE apoya flexibilizar el sistema de precios de la electricidad

A medida que continúan los trabajos de rescate, la cola de buques esperando a que se reanude la navegación por el canal de Suez, que lleva oficialmente suspendida desde el pasado jueves, sigue aumentando. La mañana de este domingo la cifra ya alcanzaba los 326 barcos anclados, después de que más de 50 buques hayan llegado a las inmediaciones del canal en las últimas horas, según el recuento de Leth Agencies, un proveedor de servicios para la industria marítima mundial. Ante la posibilidad de que la operación para reflotar el Ever Given siga demorándose días o incluso semanas, numerosas navieras ya han comenzado a desviar algunos de sus barcos a través de la ruta que rodea África.

A pesar de los mensajes de optimismo que intenta transmitir tanto la Autoridad del Canal de Suez como el entorno del buque encallado, el presidente de Egipto, Abdelfatá Al Sisi, ya ha ordenado que se realicen los preparativos por si hiciera falta liberar parte de la carga a bordo del Ever Given en caso de que siga fracasando la estrategia actual, según ha asegurado Rabie este domingo en una entrevista telefónica con la cadena de televisión egipcia Extra News. El jefe de una empresa especializada en salvamento que se ha sumado a la operación de rescate ya había barajado previamente esta posibilidad. La opción de aligerar el mega barco, sin embargo, solo se contempla en el peor de los casos, puesto que conllevaría días o incluso semanas debido a su complejidad.

Te puede interesar:  La escasez de suministros afecta ya a la producción del 37% de las industrias españolas

Por ahora, la apuesta de la Autoridad del Canal de Suez sigue consistiendo en combinar el trabajo de excavadoras y dragas, que se encargan de extraer arena de los bordes del canal para crear espacio y retirar el fondo en el que están encalladas la proa y la popa a fin de facilitar movimientos que favorezcan la flotación del barco, con el de remolcadores, que tratan de arrastrar el casco para enderezarlo desde la popa y la proa. Los intentos cronometrados de reflotar el buque, como los realizados anoche o el previsto para la tarde de este domingo, implican el uso de los remolcadores en el lugar, que ahora mismo son 16, según la información de la Autoridad del Canal de Suez y los mapas en vivo de los rastreadores de tráfico marítimo. Cuando estos intentos cesan, las operaciones de dragado vuelven a trabajar hasta la siguiente operación prevista, según explica a EL PAÍS Tom Adams, portavoz de Bernhard Schulte Shipmanagement. “[De momento] nos ceñimos al escenario actual y lo vamos a mantener a menos que no sea lo suficientemente efectivo; [solo] entonces cambiaremos”, explicó el sábado Rabie en la rueda de prensa.



Este contenido fue publicado originalmente en: Link