Economía

Los puertos españoles alertan de daños por retrasos y falta de suministros

Vista de una parte del puerto de Algeciras, con Gibraltar al fondo.
Vista de una parte del puerto de Algeciras, con Gibraltar al fondo.PACO PUENTES / EL PAÍS
 

Los principales puertos españoles de mercancías observan con atención lo que ocurre en el canal de Suez. El parón provocado por el accidente de un megabuque en este paso marítimo clave preocupa por la congestión derivada del tráfico mundial. Para esta semana ya llegarán los primeros coletazos de la crisis desatada tras encallar el Ever Given en Suez: Algeciras esperaba tres buques entre este sábado y el próximo. Además, en Valencia y Bilbao avisan de daños a la cadena de suministro por la falta de piezas, pérdida en la llegada de barcos y exportaciones.

Si el megabuque Ever Given no se hubiese quedado encallado en el canal de Suez el martes, justo detrás habría pasado al Maersk Denver. Y este sábado debería haber llegado al Puerto de Algeciras, pero ahora es uno de esos más de 200 portacontenedores que en las vistas de satélite aparece bloqueado en las inmediaciones del siniestro. Con su inevitable ausencia, en la infraestructura portuaria gaditana —líder del Mediterráneo en toneladas movidas con 107 millones durante 2020— notarán ya de forma directa la congestión que vive el tráfico marítimo mundial de mercancías y que se agrava por cada día que pasa sin que se recupere la normalidad en ese nodo esencial de comunicaciones.

El bloqueo en Suez no se dejará sentir por ahora de forma notable en Algeciras, aunque en el puerto miran la parálisis con preocupación. Además del Maersk Denver, ya tienen anotados dos buques más que debían llegar por esta ruta desde Asia y que no podrán cumplir su calendario de llegadas para el 31 de marzo y el 3 de abril, respectivamente. “Supone una congestión en nuestras terminales. Rompe la cadena logística y eso tiene un coste”, precisó este viernes en la Cadena SER el presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, Gerardo Landaluce.

Te puede interesar:  Gestair: la aerolínea española que capeó el temporal de la pandemia

Una de las dos principales terminales de contenedores que opera en Algeciras, APMT, propiedad del gigante Maersk, la que esperaba al Maersk Denver, asegura que la afectación de lo ocurrido en Suez es algo generalizado en todo el tráfico marítimo internacional.

Para la Autoridad Portuaria de Valencia es pronto para valorar los efectos que el bloqueo en Suez tiene sobre su actividad, pero existe preocupación. “Si se prolonga, habrá desvíos por el cabo de Buena Esperanza, bordeando África, lo que alargará una semana la travesía. El tráfico de exportación puede retrasarse y, tal vez, se encarezcan los fletes”, especula su presidente, Aurelio Martínez.

Hasta 4.000 contenedores diarios del puerto (exportaciones o importaciones) pasan por Suez, lo que representa un 20% del total de sus movimientos. Y entre las mercancías más sensibles por el atasco estarían los productos cerámicos; de hecho, las exportaciones de azulejos a Oriente Próximo crecieron un 35% en enero y a Asia un 24%. En menor medida también se verían afectados los productos agroalimentarios y los de componentes. Y la falta de suministro de gas natural inquieta a la planta regasificadora de Saggas instalada en el puerto de Sagunto.

Te puede interesar:  Kristalina Georgieva pierde brillo en el FMI por las acusaciones de favorecimiento a China

“Si la situación se normaliza en un plazo razonable, en una o dos semanas, habrá sobrecostes por el bloqueo, pero creo que a lo largo del año se normalizará”, añade Martínez, que admite que algunos barcos rodearán África y se desviarán a otros puertos de escala en lugar de transbordar en el de Valencia. Las empresas consignatarias y las navieras valencianas advierten asimismo de que el atasco del canal rompe la cadena logística y provocará problemas de congestión cuando se reanude el tráfico. Si esto sucede, la Autoridad insiste en que habrá que negociar una llegada escalonada.

En Euskadi, la terminal de contenedores del Puerto de Bilbao sigue funcionando a buen ritmo. “No podemos saber cuántos barcos y cuanto contenedor está retenido en Suez”, especifican fuentes la Autoridad Portuaria, que esperan una afectación menor que en los puertos del Mediterráneo.

Sin embargo, fuentes de Green Ibérica ya confirman que unos 50 de los miles de contenedores del buque atascado Ever Given tenían como destino Bilbao. Entre los materiales atrapados habría numerosas piezas para la industria de la automoción, entre otras, y para el comercio, que podrían verse afectados en las próximas semanas. Las asociaciones de tráfico y de navieros vascos avisan: si se alarga el atasco, la cadena de suministro “se va a ver gravemente afectada”. Además, los contenedores vacíos tampoco van a llegar de vuelta a Asia, lo que afectará a todo el entramado comercial.

Este contenido fue publicado originalmente en: Link