Economía

La estrella azul de CaixaBank ya luce en las Torres Kio de Madrid

Culminado el proceso de fusión de Bankia y CaixaBank, la nueva entidad ha iniciado los trabajos de sustitución de la marca Bankia de los edificios significativos, entre ellos su sede de las torres Kio de Madrid, donde ya luce la estrella azul de cinco puntas que diseñó Joan Miró. El presidente de la nueva CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, explicó ayer, día en que concluyó legalmente la fusión, que el objetivo es culminar la unificación de la marca lo antes posible.

Los trabajos de sustitución han empezando por los “edificios corporativos y más significativos” de Bankia, un proceso que se prolongará durante la próxima semana. Después, la nueva rotulación de las oficinas comenzará en un plazo de entre siete y quince días, según Goirigolzarri, quien prevé que antes de julio la marca CaixaBank esté ya en todas las oficinas de la red. Las emblemáticas torres KIO del distrito financiero de la capital fueron construidas entre 1990 y 1996. La de la derecha mirando desde el norte fue comprada en 1997 por la entonces Caja Madrid, cuyo logotipo del oso verde la coronó durante más de una década antes de su sustitución por la marca Bankia. A sus pies, en la plaza de Castilla, sigue en pie la columna de Calatrava que la antigua Caja Madrid donó al pueblo de Madrid.

Te puede interesar:  AT&T y Discovery negocian la creación de un nuevo gigante de los contenidos digitales
Dos operarios tras colocar el logotipo de Caixabank, este sábado.
Dos operarios tras colocar el logotipo de Caixabank, este sábado.Víctor Sainz
 

Las torres Kio, construidas entre 1990 y 1996, ya albergaban la sede de Caja Madrid, al ser una de ellas adquirida por la entidad, y luego pasaron a ser la sede de Bankia a partir de 2020 tras la fusión de varias cajas que dieron lugar a la nueva entidad. La fusión entre Bankia y Caixabank se oficializó el viernes 26 de marzo con la inscripción de la nueva sociedad en el Registro Mercantil, tal y como estaba previsto desde que el pasado mes de septiembre se anunciara la operación. No obstante, la nueva CaixaBank ha asegurado que la operativa de los clientes no cambiará prácticamente, hasta la migración de la plataforma de cada entidad, en un proceso que tiene previsto ejecutarse antes de que finalice el año.

La sede de CaixaBank se mantendrá en Valencia, donde hasta ahora estaban ubicadas las de Bankia y la propia entidad catalana. De esta forma, no solo se estrechan los lazos entre Madrid y Barcelona, donde se situarán los grandes equipos, sino también se refuerza la Comunidad Valenciana como una región con gran presencia y actividad financiera. De hecho, Sabadell tiene su sede en Alicante.

Te puede interesar:  El camino de vuelta al andamio

Este contenido fue publicado originalmente en: Link