Opinión

¿Menos felices?

“El pueblo está feliz, feliz, feliz” dijo el mismo que no se cansa de mentir cínicamente cada vez que abre la boca. En México, la mayoría de los indicadores son desalentadores. Siguen los balazos, no hay abrazos, seguimos padeciendo un gobierno rico, corrupto y cínico mientras el pueblo cada día es más pobre y está más desprotegido. Ni la corrupción se ha acabado, ni la curva de la pandemia se ha aplanado.

Cada año, la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas publica el Índice Mundial de la Felicidad. Apenas el año pasado México se ubicaba en el lugar 23 por debajo de Costa Rica (el país latinoamericano más feliz) y en 2021 ya caímos 23 posiciones para ubicarnos en la posición 46 por debajo de Uruguay, Chile y Brasil.

Sobran razones para identificar porque hemos caído abruptamente en el último año. Tener el peor gobierno en el peor momento nos ha costado vidas, pérdidas, quiebras, dolores, corajes, lágrimas y mucho más. Los índices son útiles para ubicarnos en distintos parámetros con relación a otros países. Por eso no debemos menospreciar cuando todas las señales nos dicen que vamos por el camino equivocado.

El Índice Mundial de la Felicidad clasifica a 149 países con base en indicadores como el PIB por persona, la esperanza de vida saludable y la opinión que Gallup mide entre los ciudadanos. Las encuestas piden en una escala del 1 al 10 que las personas indiquen su libertad para tomar decisiones, cuánto apoyo social sienten cuando algo está mal, su percepción sobre qué tan corrupta es la sociedad y qué tan generosa es la gente, entre otros indicadores.

Jeffrey Sachs uno de los co-autores del reporte afirma que, “cuando las personas tienen una perspectiva más amplia, han mostrado mayor resiliencia” tal como ha sucedido durante la pandemia. Todos los días, los mexicanos somos bombardeados con toda clase de mentiras y contradicciones que, sumadas a las malas decisiones que limitan o destruyen las oportunidades, generan más preocupación y ansiedad que esperanza en el futuro.

Te puede interesar:  La Gran Carpa

No es casualidad que 9 de los 10 países más felices están en Europa siendo Finlandia el número 1 (por cuarto año consecutivo) seguido de Islandia, Dinamarca, Suiza y Holanda.

Los mexicanos tenemos una enorme capacidad de sobreponernos a las malas rachas porque somos creativos y resilientes. No permitamos que el mal momento que vivimos apague nuestra alegría innata ni nos arrebate la esperanza. Hemos sido felices y podemos seguir siéndolo.

Para ello hay que tomar decisiones distintas, ser valientes, unirnos y cambiar el rumbo de las cosas para que México vuelva a ser el país sano, feliz y lleno de vida que siempre ha sido. Esta mala racha pasará. El 6 de junio salgamos a votar masivamente y confiemos en que podemos rescatar y transformar este gran país. Si hoy nos sentimos menos felices, recordemos que todo es pasajero. Hagamos que vengan mejores días.

*El autor es Presidente Fundador del Instituto de Pensamiento Estratégico Ágora A.C. (IPEA). Primer Think Tank de jóvenes mexicanos y de Un millón de jóvenes por México.

Te puede interesar:  Fuerte inversión

Twitter: @armando_regil



Este contenido fue publicado originalmente en: Link