Opinión

eCiudadano y eGobierno: la otra brecha digital

No puede existir un verdadero eCiudadano si no es sustentado por un eGobierno. Es ahí, precisamente, en donde resulta identificable una dimensión más de la brecha digital.

Es ciertamente un hecho, que la oferta de servicios digitales e interacción de los gobiernos va en una escalada, en términos de diversificación y vinculación eficaz con la ciudadanía, con proyectos innovadores que buscan aprovechar el potencial de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Sin embargo, esos avances de la esfera pública aún no logran empatar su demanda por la ciudadanía.

Ello, al no atender suficientemente las condiciones habilitadoras de la adopción digital, a saber: conectividad, acceso a dispositivos, habilidades para el aprovechamiento de los recursos digitales, así como el efectivo conocimiento de las herramientas gubernamentales disponibles en Internet.

Brecha Digital… los dos Méxicos. El principal eslabón para lograr la intersección efectiva de la oferta y demanda de servicios digitales gubernamentales es precisamente el acceso a Internet. La persistente brecha digital, es decir, aquella razón de la población y viviendas que aún carecen de conectividad acota su adopción generalizada, en el ámbito nacional, equivale a que escasamente 52% las viviendas cuentan con ella (Inegi), es decir que 17 millones de viviendas carecen de conectividad.

Te puede interesar:  “De Hollywood a Bollywood”; la estrategia del conflicto

Esta reflexión cuantitativa revela la existencia de al menos dos Méxicos: uno que se aproxima a un escenario de plena conectividad y otro en el que esta es escasa.

Por ejemplo, entidades federativas como la CDMX (76% de las viviendas cuentan con acceso a Internet), Nuevo León (70%) y Baja California (70%), se encuentran en el primer escenario, mientras que Guerrero (32%), Oaxaca (29%) y Chiapas (22%) en este último.

Es menester dedicar esfuerzos primarios en términos de una agenda digital, basada en políticas privadas y públicas, pero articuladas, para expandir efectivamente esa conectividad, y así materializar un verdadero eGobierno.

Empujón digital para la transformación gubernamental. También, es necesario que las alternativas y beneficios de las herramientas e innovaciones del eGobierno, sean tangibles para el eCiudadano. En otras palabras, que aprovechen el empujón digital propiciado por la crisis pandémica y migren a canales digitales, para dar a conocer sus servicios y plataformas y así detonar su alcance.

De acuerdo con el Inegi, en su Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2019, un poco más de la tercera parte (34%) de las personas mayores de edad interactuaron con el gobierno a través de medios electrónicos, es decir que 34 millones de mexicanos podrían ni siquiera conocer la oferta digital gubernamental.

Te puede interesar:  Tractochatarra, balazo en el pie

Al respecto, eventos como los Premios u-GOB (www.u-gob.com) a la Innovación Pública reconocen a aquellos proyectos de eGobierno que efectivamente persiguen el objetivo de aproximar las herramientas digitales y facilitar la vida a la eCiudadanía, a la vez que dan visibilidad a aquellos avances en la materia, susceptibles de ser replicados en diversas latitudes de nuestro país. En su sexta edición, 2021 (marzo 24–26), se realizó una convocatoria a gobiernos de nivel federal, estatal y municipal de Iberoamérica, y se entregarán 21 premios y ocho reconocimientos especiales en seis categorías: innovación en salud con enfoque Covid-19, innovación en economía, seguridad de la información, innovación en educación, analítica de datos, transformación y gobierno digital.

Ni dudar que este evento constituye un ejercicio que contribuye a visibilizar y multiplicar los empeños de transformación e innovación gubernamental, que se erigen como casos de éxito de un auténtico eGobierno para el eCiudadano.

@ernestopiedras

Este contenido fue publicado originalmente en: Link