Opinión

Banxico reanudará pausa

El día de hoy Banco de México (Banxico) dará a conocer su segunda decisión de política monetaria del 2021. Aunque hace algunas semanas las expectativas del mercado se inclinaban hacia un nuevo recorte de 25 puntos base, esta expectativa ha venido cambiando y ahora el mercado está descontando que Banxico mantendrá la tasa sin cambios en 4.0 por ciento.

En la más reciente encuesta de especialistas de Citibanamex, publicada el 22 de marzo, 11 de 29 (38%) analistas encuestados esperan una reducción de 0.25% en la reunión de hoy. Esto representa una diferencia importante contra las dos encuestas más recientes publicadas el 22 de febrero y el 5 de marzo en las que 75 y 61% de los encuestados esperaban un recorte en la reunión de hoy.

Adicionalmente, en dichas encuestas, el mercado anticipaba un recorte adicional en el 2021 que dejaría la tasa en 3.5% para el cierre del año. Los analistas no son los únicos que esperan que Banxico mantenga la tasa sin cambio el día de hoy, ya que en la subasta semanal de valores gubernamentales de este martes, los Cetes a 28 días se colocaron a una tasa de 4.03%, mientras que los Cetes a 182 días y 350 días se colocaron a 4.22 y 4.45 por ciento.

Estos resultados dan a entender que el mercado está dando por concluido el ciclo de bajas y anticipando que los siguientes movimientos serían al alza con el primero dentro de los próximos seis meses.

Tanto la subasta como la más reciente encuesta se llevaron a cabo antes de la publicación de las cifras de inflación de la primera quincena de marzo del día de ayer, que se ubicaron considerablemente por arriba de las expectativas del mercado. La inflación anual subió de 3.76% al cierre de febrero a 4.12% en la primera quincena de marzo, mientras que la inflación subyacente aumentó de 3.87 a 4.09% en el mismo periodo.

Te puede interesar:  ¿A dónde se fue todo el dinero?

Aunque la inflación subyacente se encuentra cerca del límite superior del rango objetivo de Banxico de 3 +/- 1%, se antoja difícil que Banxico pueda optar por un nuevo recorte en estas condiciones. Un nuevo recorte dejaría la tasa de interés real en territorio negativo por lo que resta del año ya que la expectativa de inflación para el cierre de 2021 se incrementó de 3.83 a 3.92%, aun sin considerar el aumento inesperado de la primera quincena de marzo.

Sin embargo, la inflación es solamente uno de los factores que han reducido el espacio de maniobra de Banxico. La dinámica de las tasas de interés de largo plazo en Estados Unidos —la tasa que paga el bono del Tesoro a 10 años pasó de 1.2% el 11 de febrero (fecha de la última reunión de política monetaria de Banxico) a 1.65% al cierre de ayer— ha contribuido a una apreciación del dólar frente a prácticamente todas las monedas del mundo y principalmente las emergentes.

El peso mexicano no ha sido la excepción y un nuevo recorte en la tasa de fondeo podría contribuir a una mayor depreciación. Por otro lado, los estimados de crecimiento para la economía mexicana, impulsados por la aceleración del crecimiento en Estados Unidos, se han venido revisando al alza considerablemente.

Te puede interesar:  Evergrande: ¿Cómo entiende Pekín el Too big to fail?

El consenso de mercado pasó de 3.5% a principios de año, a 4.5% en la más reciente encuesta de Citibanamex, y dichas revisiones al alza podrían continuar para superar 5 por ciento.

En este contexto, se antoja muy complicado, e inclusive irresponsable, que Banxico recorte la tasa considerando que se rige con un mandato único de control de la inflación —a diferencia de la Fed que tiene un mandato dual de estabilidad de precios y pleno empleo. Aunque la decisión probablemente será dividida, anticipamos que la Junta de Gobierno de Banxico optará por mantener la tasa sin cambio pero dejará la puerta abierta para reanudar su ciclo de bajas si las condiciones lo ameritan.

Aunque el mercado parece estar descontando que el siguiente movimiento de Banxico será al alza, como ha ocurrido con otros bancos centrales de países emergentes, este columnista considera que esta apreciación es prematura y que a menos de que observemos un fuerte deterioro en la dinámica inflacionaria o un cambio de postura monetaria por parte de la Fed, Banxico procurará mantener la tasa en su nivel actual durante el resto del 2021. 

Este contenido fue publicado originalmente en: Link