Empresas

Pemex bajará pago de deuda, pero déficit subirá este año


 

Petróleos Mexicanos (Pemex) presentó a inversionistas su Plan Anual de Financiamiento 2021, en que sus necesidades ascienden a 221,900 millones de pesos, con un incremento en el estimado del cierre de cada año de 4% en comparación con el 2020 además de un techo de endeudamiento interno que duplica al del año anterior. 

A un estimado de 22.05 pesos por dólar, estas necesidades son resultado de un déficit financiero de 92,700 millones de pesos (48% superior al del año pasado) y amortizaciones de 129,300 millones de pesos.

En términos desagregados, las amortizaciones de deuda interna de la empresa ascienden a 32,700 millones de pesos, compuestos por 24,200 millones en Cebures y 8,400 millones de pesos como deuda bancaria. Ésta resultará 2.7% inferior a la del año anterior al cierre del ejercicio. 

Los pagos de deuda externa, por su parte, sumarán 96,600 millones de pesos, reduciéndose 17% en comparación con el 2020. En su composición, 77,500 millones de pesos de los pagos corresponderán a tenedores de bonos y 13,900 millones de pesos a las agencias de exportación crediticia estatales. Resalta que para el 2021 el techo de endeudamiento interno de la empresa se eleva a 22,000 millones de pesos, cuando el año anterior fue de 10,000 millones de pesos correspondientes a pasivos en manos de los dueños de la empresa, es decir, el Estado mexicano.  

Te puede interesar:  GM buscará abasto directo de semiconductores

En lo relativo a la composición del portafolio, Pemex detalló que para el cierre de 2020, se estima que el portafolio de deuda de Pemex estará compuesto en 86% a tasa fija y el resto a tasa flotante. La empresa seguirá privilegiando las emisiones a tasa fija con el objetivo de preservar la estabilidad presupuestal y la de sus actividades de inversión. Sin embargo, Pemex considerará emisiones a tasa variable donde la liquidez y preponderancia del formato apoye a la colocación de los instrumentos.

Respecto a la distribución de la deuda por moneda, alrededor de 82% se encuentra denominado en los mercados recurrentes de la compañía (dólares y euros) y el resto en pesos (15%) y en otras monedas. Se estima que esta composición del portafolio de deuda se mantenga similar para el cierre de 2020.

A la vez, la empresa explicó que el plazo promedio del portafolio de deuda de Pemex al cierre de 2020 se estima en aproximadamente 10 años, por lo que puede considerarse como un portafolio de deuda donde se ha privilegiado el largo plazo.

“Se procurará continuar incrementando la vida media del portafolio en cada una de las potenciales emisiones de Pemex, lo cual se traduce en una estrategia defensiva contra riesgos de refinanciamiento en periodos de volatilidad y escasez de recursos”, expuso la estatal, “con lo anterior se busca que el perfil de amortizaciones no muestre una concentración importante de vencimientos en años particulares, por lo cual los años con menor concentración de vencimientos son los candidatos principales para futuras emisiones durante 2021”.

Te puede interesar:  Esta semana se define el relevo en dirigencia de la Concamin

Cabe recordar que hace una semana, el director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza aseguró que a partir de este año el gobierno federal absorberá los pagos de amortizaciones de la deuda de la estatal, compromisos que representarán más de 6,000 millones de dólares en 2021. 

El presidente de la República ofreció desde la campaña rescatar a Pemex y con acciones lo está demostrando, dijo Romero Oropeza durante la celebración del 83 aniversario de la Expropiación petrolera presidida por el primer mandatario, Andrés Manuel López Obrador. 

La deuda de Pemex se ubicó en 113,200 millones de dólares al cierre del cuarto trimestre, según datos de la empresa. A su vez, el primer mandatario aseguró, sin dar mayores detalles, que la Secretaría de Hacienda seguirá reduciendo impuestos a Pemex.

 

Este contenido fue publicado originalmente en: Link